sábado, 24 de marzo de 2012

LA PALMA




La oración sencilla la aprendí de niño
A la orilla de la casa montanera
Pude gozar con la oración en la pradera
A los cielos miraba en torbellino
La llevo clavada desde entonces
Mensajes busco mirando al infinito

No hay comentarios.: