domingo, 18 de marzo de 2012

BOCOYNA




Bambucos se escuchan en las noches
Ortigas se abren en las madrugadas
Calientan los cuerpos después de la jornada
Ofreciendo felicidad y no reproches
Yacen tranquilos después de la alborada
Nacientes vibraciones de la noche
Admiro la mujer, la más amada

No hay comentarios.: