sábado, 4 de febrero de 2012

TOMATLAN




Tu voz escucho en los cielos apacibles
Orbitando en esferas matinales
Mujer que me embruja con los versos virginales
Ardo en pasión y me subo a las nubes
Todos sonamos en las noches silenciosas
La emoción opaca los sentidos
A veces nos sentimos perseguidos
Noches de amor cuando estamos misteriosos

No hay comentarios.: