sábado, 4 de febrero de 2012

NOCHISTLAN




Nombres del Dios que adoro dulcemente
Ofreciendo el alma con dulzura
Ciertos encantos encuentro en la espesura
Hice un recuento de la vida hasta el presente
Ilusiones que brillan con la historia
Siendo las vibraciones, el suspiro de los cielos
Tajamares cubiertos con desvelos
La emoción que siento vierte la alegría
A los mundos los miro con nobleza
Nombra a Dios y se clarifica la cabeza

No hay comentarios.: