sábado, 4 de febrero de 2012

CIUDAD ACUÑA




Caricias positivas me enloquecen
Iluminan la mente y la entristecen
Universos enteros se estremecen
Descansa la mente después del desespero
A la soledad me entrego con delirio
Dejo que la mente se emocione
Al viento evoco, luego me estaciono
Cruces encuentro, cubiertas con los lirios
Un acontecimiento hermoso presiento
Ñame de amores celestiales
A las tierras llegaran los inmortales

No hay comentarios.: