sábado, 10 de diciembre de 2011

URUAPA





Una ráfaga de amor esperaba
Reluciente y llena de belleza
Una pasión que llega y no atraviesa
Ay! Que buscarla en los jardines terrenales
Puede crecer en edenes silenciosas
Aumenta la pasión por los nidos



IZUCAN DE MATAMOROS




Ingeniosas las ilusiones aparecen
Zarpando en cometas solitarios
Ubicuidad tendremos de otros mundos
Con sus colas de nieves y vibrantes
A los planetas lejanos los visita
Nubarrones de amor él les envía
Dejando paz y amor en los mundos que atraviesa
Embajadores que al universo envía
Mostrando el resplandor del gran día
Atravesando los confines lejanos
Todos contemplaremos la cola soberana
Almas cautivas vibran de alegría
Meridianos de amor los atraviesa
Ofrecen emociones silenciosas
Recordando las pasiones generosas
Orientaran los destinos de la historia
Siempre aparecerán las ilusiones ingeniosas

TOLUCA DE LERDO




Traicioneros recuerdos aparecen
Ocasionando tormentas lujuriosas
Las emociones que el cuerpo reclamaba
Unas vibraciones de pasión ensangrentadas
Caminos que atraviesan nuestros sueños
Aumentando las ansias de la vida
Diamantes tallados en las cimas
Esperan el tañir de los recuerdo
Los recuerdos son frutos de la vida
Están ocultos en un lugar del alma
Relucientes y llenos de calma
Dóciles esperan la llamada
Orbitaran en situaciones especiales

TALPAN




Temprano el alma la entregue dichoso
A una mujer que adoraba
La entregue con amor y enamorado
Pude obtener los placeres de la gloria
Ardiente amor ofrecía
Navego enamorado todavía

SOCHIMILCO




Siempre espero la Semana Santa con agrado
Onerosos recuerdos nos persiguen
Clima de amor se espera en la jornada
Hipnóticas emociones aparece
Impacientes las almas se dan cita
Música de oraciones se escuchaba
Implorando la paz para estos mundos
Las oraciones llegaban a los cielos
Cubiertas con lágrimas de amor
Obtuvieron la bendición de nuestro Dios

CUERNAVACA




Canciones escuche en la madrugada
Una música venida de los cielos
Era la sangre que estaba enamorada
Recorría los huesos y los pelos
Notas de pasión aparecían
Agradando a los sentidos lujuriosos
Vergeles florecidos por el viento
Acariciaban las ilusiones mías
Crepúsculos soñadores florecían
Al escuchar tu voz que enmudecía