sábado, 17 de diciembre de 2011

TULA DE ALLENDE




Tembló la tierra de amor con la llegada
Un descanso para la humanidad doliente
Los luceros danzaban de alegría
A los cielos llegaría algún día
Dios los recibiría complaciente
En la tierra los hombres se enloquecen
Aúllan de pasiones terrenales
Las emociones aparecen silenciosas
Los amores brotan cristalinos
En la tierra hay alegría y regocijo
Nació el niño y el cometa lo sedujo
Dejo huellas de amor con la partida
En otras dimensiones nos miramos

No hay comentarios.: