sábado, 10 de diciembre de 2011

TALPAN




Temprano el alma la entregue dichoso
A una mujer que adoraba
La entregue con amor y enamorado
Pude obtener los placeres de la gloria
Ardiente amor ofrecía
Navego enamorado todavía

No hay comentarios.: