sábado, 17 de diciembre de 2011

TACAMBAR0 DE CODALLOS




Toda la tierra la espera silenciosa
A la madre de Jesus, única esperanza
Consuelo de amor nos envía el cielo
A la tierra regresa muchas veces
Mensajera de su hijo amado
Brasas se encienden con su mirar dichoso
Arden los corazones silenciosos
Remolinos de amor, produce la mirada
Obedientes las almas se motivan
Dulces apariciones nos entregan
En épocas difíciles del hombre
Comprende la humanidad sencillamente
Orbita en los corazones silenciosos
Destellos de amor a la tierra les envía
Acariciar a la humanidad doliente
La oración es arma generosa
La reclama a los hombres del planeta
Orar con amor es hermoso
Siempre la virgen escucha la oración

No hay comentarios.: