sábado, 19 de noviembre de 2011

PUERTO JUARES




Pude escuchar la música aquel día
Un torrente de ilusiones se escapaba
Erráticas estrellas titilaban
Restos de amor comprendo todavía
Todos querían escuchar el universo
Olvidar el grito después de la alquería
Juventud que el alma nos reclama
Unas vibraciones que crecen soberanas
Aullamos como lobos sedientos
Ráfagas de vibraciones encontramos
Están pletóricos de recuerdos cristalinos
Zumban de emoción en tardes venusianas

No hay comentarios.: