lunes, 17 de octubre de 2011

LOS SETENTA AÑOS

La muerte la esperaba silencioso
En la tormenta del 21 de Abril nocturnal
Danzo en otro lugar, con mi encuentro estuvo neutral
Prolongo la existencia, para el despertar glorioso

Rasgara los mares del olvido
Danzara en aguas celestiales
Escuchara hadas siderales
Llegara al universo prohibido

La santa muerte escucha con ternura
Danza en cosecha de otras almas
Al cantor, lo aleja de la sepultura

La imaginación vuela de nuevo
A los cielos lanza la mirada
Encuentra paz y amor en el sendero

No hay comentarios.: