domingo, 16 de octubre de 2011

LIBORINA

La mujer fue la compañera del hombre en los viajes
Ilusionada se enfrentaba a la aventura
Brotaban de sus entrañas hijos numerosos
Obteniendo un hogar grande y cariñosos
Repartía risas, trabajos y oraciones
Inclinada desde el alba hasta el ocaso
No tuvo quejas de su esposo en esta lucha
A su esposo y a sus hijos amaba

No hay comentarios.: