domingo, 23 de octubre de 2011

LA MONJA MUERTA

El escándalo fue mayúsculo
Una monja muerta y otra asesina
Se comentaba en la cocina
Querían consultar al oráculo

La iglesia y las religiosas
Abandonaron la monja
Fue exprimida como toronja
La justicia, no fue generosa

A la cárcel la mandaron
Creyeron en el destino
Allí la abandonaron

La justicia brillo de nuevo
La monja fue liberada
Al cielo llego su ruego

No hay comentarios.: