domingo, 23 de octubre de 2011

LA LENGUA

Después de cumplir setenta
El hombre queda cansado
Afanoso y angustiado
Ya la vida no cuenta

Hay un viejo aforismo
Que la senectud comenta
Abraza como tormenta
Con la lengua es lo mismo

Dos requisitos han de tener
Ser crespa y saber lamer
De nuevo llega el placer

El hombre tiene un destino
El sexo debe explotar
Hasta el final del camino

No hay comentarios.: