lunes, 17 de octubre de 2011

LA FATIGA

La pasión se debilita
El palo se está agachando
El esqueleto mermando
Y la sangre no encabrita

No aparece el entusiasmo
El corazón no palpita
La sangre ya no se agita
Debe esperar; hasta cuando!

En el declinar del destino
En el ocaso de la vida
Le sucede a todo buen peregrino

Hay que vivir el presente
Con todos los desengaños
Es un decir de la gente

No hay comentarios.: