domingo, 16 de octubre de 2011

EL SUICIDIO

La caficultora está de luto
La situación sigue angustiosa
Navega silenciosa
A los caficultores los vuelve brutos

Se acabo hasta la ilusión
Los precios se desplomaron
Los gringos el café mermaron
Ya no sienten satisfacción

Un dirigente cafetero
Asustado por la situación
Tomo el siniestro sendero

Las deudas pago con su muerte
Fue un llamado de atención
Allí intervino la suerte

No hay comentarios.: