domingo, 23 de octubre de 2011

EL CANCER

El cuerpo está condenado
Para soportar el dolor
Tener frio y no calor
Volverse desgraciado

Es una enfermedad terrible
Que a todos nos asusta
Es cruel y astuta
Por ella hacemos hasta lo imposible

Es un mal que no deseamos
Fue el estiércol del demonio
Parecido al purgatorio

Al hombre quita la vida
El mero nombre hacer temblar
Y a Dios nos ha de llevar

No hay comentarios.: