lunes, 30 de mayo de 2011

SANTO DOMINGO


Serenos esperamos el atardecer de nuestras vidas
A medida que llegamos se nos hace hermosa
Necesitamos sus fuentes y saber meditar
Tenemos el coraje de un alma pura y bella
Otrora misteriosa y fácil de encontrar
Danzaremos por la vida en busca de la amada
Obedecemos a su olor celestial
Mártires seremos si el cielo así lo quiere
Intrépidos guerreros queremos ser
Necesitamos tiempo para añejar la vida
Garantizar su fruto y su misión también
Obtendremos serenos el atardecer de nuestras vidas

No hay comentarios.: