lunes, 30 de mayo de 2011

REMDIOS

Reino la paz en el hogar y la conciencia
El árbol del amor estaba florecido
Mi alma estaba embriaga de ilusión y fantasía
Estuve pensativo y meditando
Debía entender lo que anhelaba
Inspeccionar al ego de otros días
O quedarse cegado para siempre
Siempre buscare la soledad donde se encuentre

No hay comentarios.: