domingo, 1 de mayo de 2011

LA RUANA

La compañera del hombre campesino a toda hora
Acaricia el cuerpo dulcemente
Rejuvenecen nuestra mente al contemplarla
Única en la tierra posee gran belleza
Apacigua la pasión en el camino
No entra el frio en el cuerpo del viajero
A la brisa quito su poderío

No hay comentarios.: