martes, 3 de mayo de 2011

LA FINCA

La vida empezó, en su morada
Al firmamento contemplaba entusiasmado
Fue mi felicidad, la niñez en esos campos
Inspiración divina, tuve en el alba de la vida
Nutre la mente y la imaginación
Creo en seres, venidos de otras dimensiones
A ellos los contemple en varias ocasiones

No hay comentarios.: