martes, 31 de mayo de 2011

GIRADOTA

Grande fue la sorpresa de la gente
Incrédulo lo miran y lo quieren con amor
Repican las campanas de su corazón
Al Cristo de Girardota, le quieren y se respeta con amor
Romerías de creyentes el pueblo los recibe
Dando descanso para el alma
Obtienen descanso y ganas de vivir
Tuve la dicha de contemplarlo emocionado
A toda hora lo recuerdo con agrado

No hay comentarios.: