lunes, 30 de mayo de 2011

EL DOVIO

El navío se ve como flotando en la neblina
Los amigos escuchan un susurro celestial
Dejo una vida, para buscar otra en su peregrinar
Obediente se deja guiar por sus encantos
Vendrá la dicha de tener a su amada
Invertirá el tiempo en ponerla como diosa
O despertará, o seguirá flotando en la neblina

No hay comentarios.: