lunes, 30 de mayo de 2011

EL AGUILA

El ave fénix estuvo en sus comienzos
Las noches parecían esferas celestiales
A tus labios los hombres los seguíamos
Grande fue la emoción al besar tu boca florecida
Utilizar tu juventud dorada
Iniciando un idilio fantasioso
La virginal de flor recibe fantasía
A otros brazos se entrego, cruzando el cielo

No hay comentarios.: