domingo, 13 de marzo de 2011

CATORCE

Comprendí por fin, como se libera el alma de su cuerpo
Atento estoy en el trance a la otra vida
Tuve el presentimiento, de saber el final de la partida
Orando alegremente emprendí la retirada
Reinó en mí una paz nunca esperada
Cumplida la misión, no regresare a esta vida
El encuentro final, feliz lo presiento

No hay comentarios.: