viernes, 12 de noviembre de 2010

JIRAFA


J
amás hemos visto en el planeta
Irradiaran una estampa tan esbelta
Radiante de luz y de hermosura
Apacible, elegante y temeraria
Fácilmente se comunica con las nubes
Alargando su cuello majestuoso

ELEFANTE

En otras galaxias habitaste primero
Lenguas antiguas así lo atestiguan
En los amaneceres de lejanos luceros
Fuiste tú el más fiero de los pobladores
Amable con los seres galácticos
No tuvieron miedo de traerlos a la tierra
Tenían la felicidad de servir al planeta
Entregando al Rey de los cielos

LEON

Le llaman el rey de la selva africana
En fiereza, nadie lo iguala en la jungla
Organiza la caza perfecta
Noches tristes, le produce a la comarca

TIGRE


T
emido en las montanas de la tierra
Irritable y hermosa su figura
Garras sus defensas más preciosas
Racimos de dientes las protegen
En la selva… el animal más codiciado

LANGOSTINO

Los cultivamos en tierras montañosas
A los campesinos asusta su presencia
Nutrirán los hombres de la aldea
Gozan los jóvenes y adultos
Obteniendo salud y vigor sexual
Satisfacción habrá en los hogares
Tendidos de rodillas darán gracias al cielo
Ilusión tan hermosa no podrían predecir
Noches enteras recordara su presencia
Obra de Dios que es lo que aconteció

CAMARON

Curvas pequeñas parecen su presencia
Apetecidos por algunos hombres
Montañas de ellos se encuentran en la arena
Amores nos despierta su apariencia
Riachuelos de placer nos proporciona
Orgullosos los servimos en la mesa
Nutriéndonos de amor y poesía

CACHAMA

Cargada de ilusiones llegaron de los ríos
A la conquista de tanques de ladera
Crecieron y fueron frutos predilectos
Hombres campesinos aprendieron el cultivo
Amantes de la pesca y de su poder nutricional
Manjares exquisitos se preparan con la carne
Amamos el cultivo y amamos la misión

CORRONCHOS

Corazas tienen de rústicos soldados
Orbita en las piedras lamosas de los ríos
Reclamados son por ser afrodisiacos
Racimos de amor y de ilusión parece
Ónix parece en el lecho de las aguas
Navegantes de placer y de aventura
Cenaran los hombres ansiosos de placeres
Hadas marinas del tan buscado amor
Optimo en el placer y en el amor
Son buenos como la obra del Señor

GUABINA

Guardianes de oscuras ilusiones
Ubicadas en el lecho de las aguas
A las voces del viento en el arrollo
Bendicen con amor el ser su dueño
Invierten energía observando el firmamento
Nebulosos se encuentran detrás de los luceros
A otros planetas desearían llegar primero

LANGARAS

Los campesinos le tienen aprecio
Apetecen la carne sin escamas
Negros son y chillan silenciosos
Grandes sartas los campesinos cogen
Amantes de la oscuridad y del silencio
Reciben la visita de la noche
Ardientes deseos la carne nos produce
Salud nos brindan y al amor despiertan

JETUDO

Joyas hermosas que habitan en los ríos
En algunas regiones de la tierra
Tenían que ser obra de los dioses
Utilizar la carne para la reproducción
Dorados ángeles lo miran del cielo
Orientándolos en el cambio de estación

BOCACHICO

Buenos augurios brinda la subienda
Oro es para los pescadores de los ríos
Cebiche para los paladares exquisitos
Ante la belleza, el hombre gozará
Comunidades le rinden pleitesía
Hirvientes quedan las aguas a su paso
Inesistible su pesca en otras partes
Canciones da el recorrido por la región
Obedientes cada año volverá a navegar

NICURO

Negros y barbudos como las oscuras noches
Inician la subienda en el remanso del arrollo
Caprichosos movimientos a lo largo del rio
Ubican las zonas para desovar
Reciben los pescadores, felices estos peses
Obtendrán sustento amor y paz

CAPAZ

Cascada de larvas y de espinas
Agradable sabor de su carne
Pueblos enteros reclaman la subienda
A los habitantes del rio; felicidad les da
Zumos de agua cuando el cardumen va

BAGRE

Buena presa de nuestros grandes ríos
Alimenta la raza de los hombres
Grandeza da a los cielos y a los habitantes
Reinan en las aguas vagamente
En esta tierra y otros planetas más

SARDINAS

Su presencia nos llena de entusiasmo
A la juventud y senectud también
Reparte risas y nadares delicioso
Darían el cielo por poderlas poseer
Inician con placeres temprano
Navegando en aguas silenciosas
Amarlas, pescarlas es dañina y no
Se sabe de pescar y de placer

SABALETA

Saludable es la captura en las quebradas
Armoniza en movimiento y resplandor
Bellos ejemplares son capturados por los pescadores
A tardes de angustia la dicha proporciona
Lejanos horizontes aparecen con pasión
El ocaso proporciona resplandor de nieve
Todas las especies son dignas del placer
A las ninfas les encanta la captura del pez

HIPOCAMPO

Hechicería, parece su nadar gracioso
Irradias destellos luminosos
Pariente de los mostros de los mares
Orbitas las aguas saladas y brillantes
Cuentas en leyendas de estos seres raros
Aparecieron de la explosión de los cuásares
Mutaciones de seres de otras eras
Pobladores de tierras lejanas
Ocuparon el mar hasta el mañana

CARACOL

Camina despacio… con su casa a cuesta
Ambicionado manjar de la nobleza
Reyes quisieron tenerlo como amigo
A los hermafroditas pertenece
Comerlo es afrodisiaco, delicioso
Otros le atribuyen curaciones milagrosas
Logra su cuerpo, el placer para los hombres

IGUANA

Imponente se encuentra en las orillas
Gigantescos lagartos de los arboles
Un ramillete de luceros, son sus huevos
Amorosos en algunas primaveras
Necesitan la luz de la mañana
Aumentara la población en la montaña

CAMALEON

Cambia de color, como atardeceres hermosos
A los niños les causa fascinación
Muestra su cresta con valentía
A la lengua le da gran movimiento,
los enemigos desarma con su mimetismo
Encuentras extasiado en la región
Organiza la vida con precisión
Necesarios en la región

LAGARTIJA

Las estrellas derraman bendiciones
A las diversas figuras de su forma
Guardan la figura de sus antepasados
Amanecen sedientos de amor y de belleza
Rima, es su movimiento lo mismo que su cuerpo
Tentadores son sus colores armoniosos
Intercambian colores con la rosa
Juntos parecen soldados de otras tierras
Amantes del sol y las estrellas

TORTUGA

Tosca, ordinaria y milenaria eres
Observase en las aguas y en a tierra
Reina de la longevidad en estos mundos
Tus huevos son golosinas de los dioses
Un remanso de paz es tu nadar y caminar
Grandes son muchos de tu especie en otros sitios
Amistosas esperan en la eternidad