domingo, 26 de septiembre de 2010

GALLINAZO

Galante de limpieza y epidemias terrenales
Ave carroñera, emparentada con el cóndor de los Andes
Lentos sus movimientos su pico vigilante
Libres de ostentación y alegoría
Integrado a la ecología y naturaleza
Necesario en la tierra y otros mundos
Amistades no tiene, por cumplir su trabajo
Zorras los asesinan como algunos hombres
Obteniendo males, para nuestra madre naturaleza

GARZA

Ganarías amigos en tu vida
Amarías praderas y bovinos
Recogías alimento con su movimiento
Zancuda fuiste, inseparable amiga
Andarás con su amistad divina

GALLINA CIEGA

Ganarías amigos con tus juegos
Arrancabas gritos de alegría
Lesiones de muchachos buscaban tu presencia
Lejos de las drogas y otros vicios
Iniciaste ilusiones a los jóvenes
Nacieron luceros en el campo
A través de tus juegos juveniles
Cielos mas azules tendría el universo
Imaginación grande tendría la humanidad
Encuentros celestiales, fueron evocados
Garantía de justicia, amor, trabajo y paz
Así terminarían sus juegos placenteros

PISCUIS

Parece subido a una fortaleza inalcanzable
Incesante el trabajo placentero en tu morada
Supiste dar protección a la semilla
Centallas no faltaron en tu empresa
Ubicaste tu nido en lugares codiciados
Inspiraste a los hombres sus versos amorosos
Soles de placer fueron tus obras

BUHO

Bello, pensador, taciturno e inteligente
Un ave de saber, su símbolo enaltece
Honesta es su mirada, la inspiración divina
Obra fue del señor, tal perfección

TUTE

Tu canto te acompaña en las mañanas
Unas veces en las tardes tormentosas
Tuviste la Arboleda como amiga
Encantaban a los hombres con su trino

AZULEJO

Azules como los atardeceres otoñales
Zurdo su vuelo como el cóndor de los andes
Unos pájaros pacíficos y hermosos
Los luceros del cielo, acá en la tierra
Entonaban gritos de grandeza
Jamás oídos en la naturaleza
Ojos, no vieron tanta belleza

TOCHE

Tienes de rojo negro el plumaje teñido
Obtuviste un vuelo no merecido
Cantares alegres no se oyeron
Heridas mortales las jaulas le causan
En los platanales lo encontramos libres

TURPIAL

Tu canto es la causa de tu jaula
Una veces por nada y otras por admiración
Reluciente tu plumaje embravecido
Pesares hay en el grito de tu canto
Interpretas el canto de las aves mañaneras
Arrullara del sueño de los jóvenes amantes
Lejos de la ciudad y del bullicio

RUISEÑOR

Rey de los trinos y los cantos mañaneros
Ungidos por Dios, para el canto más hermoso
Invitarías a los amaneceres deliciosos
Salud es tu canto, y amor su melodía
En el universo, su canto es música divina
Ñero, el cuásar rápido te inspira
Obraras milagros con tus trinos
Reinara la paz en tu destino

PALOMA

Penetraste la humanidad como símbolo de paz
Alegraban los días con arrullo divino
Ligeros fueron tus vuelos en regiones cercanas
Obsequiaste mensajes de los hombres ambiciosos
Mensajera fuiste del Arca de Noé
A las catedrales unidas se ven

LORO

Locuaz como mujeres atrevidas
Oraba en su parapeto improvisado
Repartía insultos atrevidos
Ordenados en forma improvisada

GALLINETA

Ganaste la batalla de las pascuas
A los franceses ávidos de mula
Lejos llegaron a nuestra América querida
Libres como la paz en los bosques vírgenes
Indicabas el camino de tu destino
Necesaria en las almas sonadoras
En épocas presentes de esta vida
Tomarían posesión de los destinos
A los enamorados ayudaría

GANSO

Gigantescos como vientos otoñales
Acuatizarían en aguas danzarinas
Nubes de estrellas tendrían su plumaje
Sedientos de ilusiones y pasiones
Obsequiaron las plumas a los dioses

PATO

Planto las cimientes en las aguas
Al navegar sumisos en la vida
Te admiraron los hombres en las aguas
Obtuvieron la belleza de la vida

PAVO

Parecías el rey del universo
A las aves mirabas altanero
Vertiste la vanidad a las mujeres
Obedientes recibieron su consejo

GALLINA

Gran ave, compañera de las casa campesinas
Alimentos nos da con sus huevos y su carne
Los polluelos los cuida con esmero
Los corrales, reclaman su presencia
Igualaste en belleza las danzas inmortales
Nuestras amigas fueron en la vida
A los ojos de Dios fueron divinas

GALLO

Garantía de sexualidad fue tu vida
A
las hembras las tiene complacidas
Les arrastra el ala todo el día
Les entrega su presencia
Obtiene la misión, con poco amor

CONEJO

Correrías por los campos salvajes
Obteniendo madrigueras ocultas
Nuestra jauría te puso en aprietos
En las tardes de caza abrileñas
Jamás espectáculo fue visto
Obtuviste el premio de conservar tu especie

TERNERO

Tenía su destino marcado
En praderas hermosas y fértiles
Renovaría la especie bovina
Nacieron segméntales hermosos
Encontrarías una ceba preciosa
Carne, producirán tus hijos
Obraste el milagro de la alimentación humana

MULA

Muestra trabajo incansable
Unía su fuerza al hombre creador
Los campos se transformaron con su presencia
A los hombres su trabajo entregó

CABALLO

Cabalgando llegaste de Europa
A la conquista de tierras lejanas
Blancos, negros y de varios colores
Asustaron los indios de América
Los conquistadores, los hacían ver como dioses
Los indios claudicaron con su presencia
Obtuvieron la conquista de América

VACA

Vacuno de estirpe nobleza
A la tierra llegarían tus mugidos
Cantarían las praderas con tu presencia
Al hombre daría alimento y vida

GATO

Garantía de roedores fue tu destino
Amaba la limpieza de tu cuerpo
Tuviste la caza por destino
Obtuviste la admiración de los humanos

PERRO

Pequeño compañero de la vida
Estuvimos juntos mucho tiempo
Razón tenías de seguir al hombre
Recordarías tu amistad infinita
Obtuviste el galardón de la inocencia

HIJO DEL TRUENO

Hechiceros los siguieron desde entonces
Inquietos se lanza en estos mundos
Joven poeta que el mundo no conoce
Orbitando en las esferas siderales
Dios lo quiso poner en el camino
En la noche tormentosa de ese Abril
Las hadas le ciñeron la corona
Todas dichosas al escuchar al cantor
Regocijado, se siente en el ocaso
Un trueno lo despierta emocionado
Es el hijo del trueno deseado
Nació de amor estando iluminado
Ofreció al trueno el amor y algunos versos

TORMENTOSA

Toda la noche nos acompaño la lluvia
Olas de vientos, la casa resistía
Rayos de amor llegaban a la madre
Mujer virtuosa y de responsabilidad plena
En esa noche, su corazón hervía
Nación un niño, en franca rebeldía
Temblorosos, sus hermanos lo aguardaron
Orbito en una noche tormentosa
Suspiro en todos los momentos
Alcanzar al universo es tierno.

ONCE NOCHE

Olas de rayos llegaron a mi encuentro
Noche oscura, una tormenta como fondo
Cierta tormenta llegaba a la vivienda
En la noche que el alma despertaba
Nací en casa solariega
Ovillando recuerdos siderales
Cantos de amor se escucharon en la alcoba
Hechizadas mis hermanos se quedaron
Es un extraterrestre, el que ha llegado

MIL NOVECIENTOS TRENTA Y CUATRO

Muchos poetas llegaron a esta tierra
Inquietas sus almas, miraban las estrellas
Los recuerdos de amor brotaron de sus huellas
Nocturnos cantos que llegan a la sierra
Orfebres fueron de cantos milenarios
Ventanas de amor se abrieron en los siglos
Estaban abiertas, mirando hacia otros cielos
Creíamos entrar en los santuarios
Inteligencias poéticas se escuchan
En noches de pasión y de amargura
Nacen poemas con vientos de dulzura
Todos los poetas piensan; pero a veces luchan
Ondas de amor se esconden en el alma
Son crisálidas suspensas en la vida
Tiples de amor se rasgan en la huida
Rescoldos dejan en las noches largas
En la tierra se vive dulcemente
Ingenuos los hombres se devoran
No comprenden a Dios y no lo adoran
Torrenciales de amor brillan en la fuente
Al crepúsculo lo miran con amor
Y al cielo los ojos levantamos
Cortinas de pasión encontramos
Uniremos esfuerzos para enfrentar el calor
Admiro los poetas, son luchadores
Templan la lira a lo largo de la vida
Recuerdan a la mujer, su prometida
Obedientes con el amor se sienten triunfadores

ABRIL

A las aguas las llamo mis amigas
Burbujas de amor las comprendo
Ramilletes de rosas tiene
Inquieta la mente lo comprende
Los acrósticos me brotan como amigos

VEINTIUNO

Vientos de amor esperan en la tierra
Están sedientos de versos y de flores
Intrépidos recuerdos del pasado
Nacidos con amor y con dolor
Tuviste mi vida en tu mirada
Impresionado te entregaste al final de la jornada
Un acontecimiento silencioso
Nubes de tormenta, recorrían la alquería
Observaba en silencioso aquel misterio

PLAN PARADO

Puse los pies y el alma en esta tierra
La alegría que sentí, fue melodía
A la tierra la adoro desde entonces
Nubes de amor brotan del alma
Crecí en tus situaciones hermosas
Arderé en amores divinos
Rescoldos de fuegos ya pasados
Amare a esta tierra generosa
Dios es testigo del amor que le profeso
Orgulloso me siento del pasado

LA ARGENTINA

La vereda hermosa que conozco
A ella le entregue el corazón entero
Acaricie sus faldas rutilantes
Recuerdos tengo, de su quebrada hermosa
Gozamos en la juventud florida
Éramos una familia unida
Noches de amor en esos tiempos
Témpanos de ilusiones nos llegaron
Impresionando el alba y al poeta
Nacido para el amor y ser amado
A los acrósticos se entrego con amor