miércoles, 2 de junio de 2010

GABRIEL JAIME

Goza buscando querellas a escondidas
Amarga la vida de su padre
Brilla en su mente ideas temerarias
Respira dinero en la noche y en el día
Inquieta la mente se entristece
Encuentra el placer en la venganza
Los pintores le envían pinceladas
Jovial y distraído
Analiza el padre ciegamente
Imprime el sello de dolor y angustia
Muchas pasiones encontró en la vida
Espera que la muerte lo ilumine.

JOAQUIN

Jazmines que aroman en las noches
Orquídeas que nos llenan de ilusiones
Amapolas sedientas de ilusiones
Que rosas tan bella y sencilla
Unidas formaban los jardines
Idilios entre flores me sonríen
Narcisos cubiertos con lagrimas viajeras

ANA MARIA

Amaneció una vez atrevida
Nunca comprendió la vida de los vientos
Amino la tempestad en su alma
Mitigaba las penas con la droga
Amo a sus hijos y a su bella patria
Recordó cosas del averno humano
Inquieta y recubierta de emociones
Ama a su esposo y a sus hijos sabiamente

CARLOS ALBERTO

Ciertos pesares encontró ese día
Aullando de embelesó y de misterio
Recorrió libros a lo largo de los ríos
Locuaz y complaciente compañero
Obtuvo la docencia en el ocaso
Siempre fue lector y mentiroso
Aprendió a ser docente y pendenciero
Los jóvenes imitaban su osadía
Brillo con la luz de la esperanza
En las selvas del vicio y del placer
Recordó los destinos del arcano
Tembló su voz y la música nació
Obtuvo el amor de su creador

ELSY

Ella supo ganarse su cariño
Lo seguía en las buenas y las malas
Se sentía feliz con su compañía
Y todo lo entrego; hacerlo feliz

FERNANDO

Fue feliz en los campos desolados
Encontró paz con la mujer amada
Recordándolos días más dichosos
Navego sin rumbo en la mar embravecida
Al destino le juega la partida
Nubes de amor, alcanza su cabeza
Doncellas hermosas enamora
Obtiene descanso para el alma

MARTINA

Muñeca taciturna y generosa
Agradable en todos los sentidos
Rustica flor en tierras del olvido
Tuve la dicha de besar sus labios rojos
Inquieta esta el alma desde entonces
Nació una pasión por la dama
A su regreso la busco con más ganas

ALBERTO

Amante de las yerbas misteriosas
Luchador de fortunas y placeres
Buscador de placeres tormentosos
En el trabajo la vida floreció
Rencoroso se enfrenta a los problemas
Tuvo la suerte de comprender la vida
Obstinado y valiente como un duende

JOSE

Jaguares que nacieron en la noche
Oscureció la tierra colombiana
Supo cambiar el gusto de los hombres
En la gerencia se encuentra todavía

JOAQUIN

Joven aventurero y taciturno
Orgulloso de la raza colombiana
Ardiente y complaciente con los gringos
Quemo las naves en América remota
Universos enteros conquisto
Impaciente se enfrenta con la vida
Nació para vivir apasionado

MARIELA

Más hermosa que los maizales frutecidos
Amapolas, envidiaban tu belleza
Rosas y jazmines te admiraban
Invitaban a la pasión y poesía
Estuviste en los jardines encantados
Librando el néctar y ambrosia de las flores
Así fue esta mujer encantadora

ALFREDO

Amores, nunca tuvo en esta vida
Lejanas ambiciones anhelaba
Feliz estuvo en la labranza
Recorría las campiñas si quererlo
Encontró el placer la felicidad pero no el amor
Dolor no sintió de verse desdichado
Obtuvo al fin la felicidad y así murió

ADAN

Andaba desprevenido por la vida
Deseoso de amores y aventuras
Ambicionaba mujeres campesinas
Necesitando placeres y amoríos

PEDRONEL

Pertinaz y de mirada campesina
Elevaba las plegarias a los dioses
Daba gracias a Dios por el pan y por la vida
Recuerdos de otros mundos mantenía
Observo las leyes de la vida
Navego en el universo entero
En busca del saber y del Edén
Lejos encontró lo que buscaba

ZOILA

Zarzas y espinas fue su nacimiento
Obro el mal y el bien serenamente
Instintos de crueldad y alevosía
Lamentos entonaba en la vida
Altanera pasaste por la vida

TOÑO

Tuvo una personalidad arrolladora
Oro, riquezas poder y amor
Ñato, los amigos lo llamaban
Obro el bien y no miraba a quien

lunes, 31 de mayo de 2010

JUAN

Jamás hubo en la historia de la vida
Un ser de tan nobles sentimientos
Amo la paz, la libertad y la justicia
No tuvo enemigos en la vida

FELIPE

Felicidad, trabajo y honradez quería
El buen hombre, y Dios se lo daría
Lejos del pueblo bullicioso trabajo arduamente
Investigar práctico del agro fue
Planto su grano de arena en la labranza
Estuvo atento a su evolución

TINA

Tenías una personalidad arrolladora
Invitabas a la meditación y al rezo
Naciste de una raza castellana
Amaneceres gloriosos obtuvo en su existencia

PAULINA

Palidecen en las rosas al mirarte
Abismados por la belleza inmaculada
Unos atardeceres te contemplan, locos de frenesí y fantasía
Invisibles los astros te ayudaban
Negándole el amor a los humanos
Ambicionaba el amor de seres inmortales

CAMILO

Caminaba por la vida dulcemente
Acariciando las ilusiones pasajeras
Momentos tuviste de amor y poesía
Inspirado en el bien y la justicia
Lejos de ambicionar poderes y riquezas
Obtuviste el amor y el cariño de los nuestros

ELIAS

El pariente cercano, estaba pensativo
Listo para emprender la fantasía
Iba primero en sus lecturas
Arraso las leyes como su primer amor,
Supo vivir y morir en armonía

LUIS

Leyes y lecturas fueron sus vidas
Un amor conquisto, 3 hijos tuvo
Investigador y par lanchero
Siempre fue noble y bondadoso amigo

ROSALBA

Rosa sutil y perfumada
Olorosa, fragante y llamativa
Sabía escoger las amistades
Amor, encanto y sonrisas siempre lista
Linda mirada y penetrantes ojos
Boca sensual y dientes tentadores
Amorosa, tierna y señorial mujer

ARGEMIRO

A la vida la enfrento con esperanza
Recuerdos gratos le quedan del ayer
Goza cumpliendo su labor docente
Encuentra placer en el trabajo
Mostro valor al enfrentarse con la vida
Irradia luz con la mirada
Recorrió el mundo estando enamorado
Organizo la vida alegremente

HUMBERTO

Hay muchos hombres en la vida, sabios
Unos alcanzan altura, otras fantasías
Maduran con el trabajo meditación y vida
Beben la ciencia con prudencia zuma
Elevan el saber y la virtud
Ríen y lloran según las circunstancias
Temen a la guerra y desastres de la vida
Obedecen las leyes y reclaman paz

HERNANDO

Hubo un amigo en mi juventud quimera
Éramos compañeros de estudios e ilusiones
Recurríamos el fuego en busca de amoríos
Navegábamos en copas y placeres
Amamos la belleza de las mujeres
No tuvimos el tedio de la vida
Dorada juventud fue nuestro amanecer
Obraste el bien, pero hoy estas en otros mundos

GUIOMAR

Guitarra cantadora y campesina
Unas tardes hermosas templaban sus cuerdas
Intentarían cantarles a los dioses
Obtendrían inspiración y poesía
M
uy hermosas melodías se escuchaban
Abrazando en cantos y amoríos
Recuerdos del misterio aparecía

CECILIA

Cristalinas aguas recorrieron tu figura
El cielo pensativo, te observaba
Corazón tuviste, para amar y ser amada
Instinto de mujer, perfumes de jardines
Los astros, empezaban a quererte
Intervinieron en la sencillez de tu alma
Amante fuiste de virtud y poesía

BEATRIZ

Besándote mil veces, nació mi poesía
Elevaste mi espíritu, hasta la fantasía
Amor pasajero y tormentoso sentí por ti
Todo fue un sueño; para mi fuiste una niña
Raras veces la vida nos espina
Invitábamos al amor, la pasión y poesía
Zumo amargo fue dejarte, vida mía

LUZ MARY

Leyendas de otros mundos me contabas
Unas hermosas, fantásticas las otras
Zulma; en mi juventud te comprendía
Madurabas mi mente con tu fantasía
Amor y pasión prodigarte quise
Retenía la pasión dulcemente
Siempre amigos fuimos

HARLEY

Hada madrina de muchas juventudes
Amaneceres hermosos tuviste en este mundo
Ramillete de flores fue tu poesía
Lejanos mundos esperan tu visita
En la tierra hiciste obras buenas
Yo estoy orgulloso de tu amistad

SOFIA


S
u figura inspira poesía y amor
Ondulado su cabella, nacen ondas celestiales
Firme en las discusiones y amoríos
Infinita es tu belleza y tu sonrisa
Antes que mujer fuiste una diosa

CIELO

Como una amapola florecida
Invitaban tus labios celestiales
Eres amor eres poesía
Leyenda fuiste y leyenda eres
Orquídea eres en el bello jardín de fantasía

ORFA

Orquídea cristalina y perfumada
Rara flor de los bosques del oriente
Fantástica y ardiente besadora
A los hombres temblorosos los dejaba

MARGARITA

Mar hermoso, tormentoso y altanero
Arrimaste al ocaso de mi vida
Radiante eran tus olas y tu poesía
Galeones surcaban, cristalinas aguas
Arrimabas a los puertos sedientos de amoríos
Regresaban a la mar embravecida
Invencibles en el mar; manso en amores
Todos admiraban tu presencia
Aspirando a observar tu fantasía

BERTHA

Bambucos, boleros y guabinas
Eran tus canciones preferidas
Rosas, jazmines orquídeas perfumadas
Te elevaban el espíritu hasta el cielo
Hada fuiste en este mundo
Amor sintió por el hombre de su suerte

ROSADELIA

Rosal hermoso de los planes del Tolima
Olorosa, como los bosques perfumados
Sabia fuiste al hacer versos y poesía
Amores buscabas en las sombras
Dabas perfumes amor y poesía
En las tardes luminosas del ocaso
Lejanos mares reclamaban su presencia
Invitándola al placer y la fantasía
Alma bendita, ya estás en otros mundos

EUCARIS

En una de las casas del poblando
Una mujer quiso cambiar la vida
Conocedora de las debilidades de los hombres
Aumentaría la ilusión suprema
Repartía los amores a otros hombres
Interesándolos por igual
Sola se encuentra en la vejez

DOLLY

Dócil despierta y saludable joven
Observaba el universo complacido
Lejanos horizontes conquistar quería
Los quería para amarlos eternamente
Y consiguió e idealizo las ambiciones

ADIELA

Amor primero en la existencia humana
Diáfanas ilusiones existieron
Indicadores de la juventud temprana
Era tímido el joven anhelante
Luz esperaba y encontró la oscuridad
Amargura encontró en la juventud

ANA

A Las naves celestes entregaste tu belleza
Nigrus fue el planeta que te vio nacer
Amaste tu destino y al universo también

TIERRA

Tuviste un nacimiento anticipado
Irradias luz a los lejanos mundos
Estaban orgullosas las estrellas
Repartirían los dones celestiales
Reinarían los hombres pensadores
Amando a Dios y al universo entero

FEDICIA

Felicidad para los seres
Encuentran un lugar privilegiado
Dios está en el lugar entrelazado
Interviniendo en la felicidad del hombre
Cielo era el lugar buscado
Imaginado por seres superiores
Amor había en la región

HONGO

Hay un universo distante y meritorio
Observando y comunicando los mundos al instante
Nobel en comunicación seria el emblema
Galaxias todas están unidas
Obedeciendo a su comunicación tan avanzada

SALUD

Salud y sabiduría fueron sus designios
Adquirieron los mundos su radiante luz
Lejanos mundos obtuvieron su enseñanza
Utilizando, las ciencias avanzadas
Dadas por Dios, a Justiniano su creador

NIGRUS

Nuestro planeta de madres espaciales
Intervino en la conquista de los mundos
Grandes seres manejan su estrategia
Reina la paz la justicia y la amistad
Un día nos comunicaremos con seres
Servicios oportunos nos brindaran

PAQUITO

Pusiste la comunicación en las galaxias
Aumentaste la amistad entre los mundos
Quisieron compartir seres extraños
Unidos por el planeta eternamente
Intervino su amistad, desinteresada’
Todos aplaudieron tu proeza
Oramos, silenciosos al mirarte

JUSTINIANO

Jóvenes galácticos te amaron
Una ilusión despertó entre ellos
Salud ambicionaba en su huida
Tú al instante se las dabas
Investigador e inteligente eras
No hubo en el universo contendor alguno
Igualarían las promesas matutinas
A nosotros, derramo las bendiciones
N
aciendo la esperanza de la raza
Ocurrimos la dicha de alcanzarla

ANA

Amor a primera vista acariciaba
Navegabas en mares lejanos
Asustada apareció ante los hombres