domingo, 14 de febrero de 2010

EL PENTAGONO

Fue herido por orates terroristas
Un jet estrellaron en su cauce?
Volaron los cuerpos hasta el sauce
Washington tembló con los bromistas

Al poderío y a la inteligencia ofendieron
El averno temblaba emocionado
La furia del pueblo inmaculado
Con operativo silencioso se defendieron

Fue presagio de muerte de septiembre
La tierra temblaba silenciosa
La humanidad, sudaba por la fiebre

Ofendieron al rey del planeta
Su orgullo pisotearon en sus cielos
Esperamos el vuelo del cometa.

LAS TORRES GEMELAS

Septiembre 12 de 2001

Ese negro 11 de Septiembre
Que la mente humana no concibe
Terroristas templados por la fiebre
Estrellaron en las torres gemelas 2 aviones

Fue un crimen de lesa humanidad
Miles de almas inocentes perecieron
Al país más fuerte ofendieron
Él sabrá responder con generosidad

El apocalipsis rasgo sus vestiduras
Las torres gemelas implotaron
La humanidad vibraba de amargura

Es un llamado a la potencia universal
El terrorismo levita en ondas infernales
Unidos venceremos al monstro infernal.

EL JEEP FANTASMA

Recibiendo aire en el jardín
Se encontraba la joven Adriana
Su mente danzaba lejana
De la esquina se desprendió un Jazmín

Un Jeep sin chofer se estremecía
Venia en busca de Adriana
La joven lo miraba soberana
Cruzo la reja y a la joven la embestía

Una pierna recibió la embestida
Sintió pánico y susto
No pensó en la huída

Un tropezón cualquiera da en la vida
El Jeep fantasma no se olvida
Son negros recuerdos de la ira

LA CAPTURA

Cogieron un narco guerrillero
Lo supieron interrogar
Lo obligaron a cantar
Donde se encontraba el dinero

Al arrullo de los atardeceres
De dos caletas generosas
Aparecieron silenciosos
35 millones de dólares

El golpe fue generoso
La organización se encrespó
Los cabecillas están temerosos

A los narcotraficantes hay que vencer
Están desangrando la patria
Todos deben perecer.

EL PUENTE CAJAMARCA

Agosto 29

Regresábamos del Tolima
De vacaciones hermosas
Con los niños silenciosos
Íbamos a subir la colina

En el puente de Cajamarca
Con el Jeep pise una botella voló un vidrio
A la niña Adriana, le hizo ver estrellas
En su cara de ángel quedo la marca

La cocieron con esmero
Después del accidente
Se aplacó el desespero

Al cruzar sobre el puente
En suceso me abanica
El corazón palpita

LA COMPLICE

En el valle aparece misterioso
Acompañado de su mujer salvaje
Un violador orate y sin ambages
Es el terror de la niñez virtuosa

La fiera atrae a sus gacelas
El loco espera con furor
El averno da su resplandor
Los niños silenciosos salen de la escuela

El dúo-hembra son astutos
Atraen con malvada alevosía
Se oyen gemidos al contacto con los brutos

Las autoridades atraparon la pareja
Es un alivio para la juventud naciente
El castigo se obtiene tras las rejas

LA DIVISA

Es fuente de divisa misteriosa
El espíritu viaja entre las nubes
Las penas del alma son virtudes
Los ojos entran en estasis silenciosa

Las penas de la vida se diluyen
Los ocasos ofrecen su belleza
Se muestra altiva la madre naturaleza
El alma brinda paz; las penas huyen

Son frescas las brisas de la tarde
Acarician el alma de la vida
El cielo se encabrita; cuando el ocaso arde

El corazón suspira de alegría
Las penas pierden fuerza en el silencio
Es el alma que trina con sabiduría

LA QUEMA

El silencio del sol vierte ternura
Un rayo de luz abrasa la maleza
Un gesto de amor y fortaleza
Dejan marchitas las frondas de la llanura

El labrador mira silencioso
La hojarasca tendida en la ladera
Altiva igual que la bandera
El fuego enciende en forma misteriosa

Las llamas inician con bravura
El fuego devora todo arcano
Solo quedan cenizas en la llanura

Hasta los cítricos pierden su verdor
El viento sopla huracanado
La esperanza grita de temor

LA PINTADA

Los vientos susurrantes del silencio
Buscaban la hermosura del destino
Un vergel de errantes peregrinos
Acompañaban la tumba del desprecio

La Esperanza clamaba el arcoíris
Un resplandor de colores silenciosos
Un blanco y naranja melodioso
Dignos del conde del Osiris

Fue un descanso para el cuerpo y el alma
Un trabajo con sabor a cielo
Las verdes brisas dejaron su calma

La esperanza brilla misteriosa
Cautiva el peregrino
Su acogida es generosa

EL SASAFRAZ

En el alar de la campiña
Un árbol en chamizos serpentea
Una visión de árbol de pelea
Vierte emoción a la viña

Del viejo Tolima fue traído
Un regalo para mi primo yerbatero
Una fresca ilusión en aguacero
Se siente su poder cuando lo miro

Da alivio al dolor de la artritis
Ataca la sífilis maldita
Atenúa el dolor de las otitis

Es un árbol hermoso y tenaz
Purificador de la sangre
En la hamaca respiro el sasafrás

LA MASCOTA DE LA ESPERANZA

Agosto 5 de 2001

En noches preñadas de luceros
Al arrullo de trinos silenciosos
Y un susurrar del viento misterioso
Abanicando sus saltos
Sale del potrero

Llega hasta el corredor de la Esperanza
Haciendo gala de su hidalguía
Danzando con simpatía
En tiempos oscuros y en bonanza

Es Rubén el batracio misterioso
Haciendo rondas audaces
Ahuyenta los insectos peligrosos

El sapo croa en la madrugada
Un trinar de alma enamorada
En la esperanza levita fascinado

LA DESPEDIDA DE ELIAS

Estábamos en plan parado
Seleccionando café
Conversábamos con fe
De pronto se oyó un saludo

Los trabajadores respondieron al saludo
El perro empezó a latir
El corazón se quiso salir
Fui a buscar el del saludo

En el corredor se escuchaba el silencio
El espíritu viajo con alegría
De Plan Parado Elías se despedía

Fue tan grande el huracán
Que no me pudieron avisar
De la muerte de mi cuñado

LA VIRGEN BLANCA

La inocencia del alma generosa
En la juventud vertía sus amores
Oraba con amor, bellos fulgores
Con oración y paz era dichosa

Entrado el crepúsculo aquel día
Una mujer vestida de blanco apareció radiante
No resistí su mirada, caí al instante
Al despertar la visión aparecía

Su recuerdo se borro de mi memoria
La virgen me cubrió con su cabello
Su recuentro lo tendremos en la gloria

Grata visión de la juventud divina
La virgen se aparece a niños inocentes
Y ofrezco amor y mis nietas Alejandra y Valentina.

MARGARITA Y SUS FLORES

Estaba pensativo en la sala de la casa
Un florero se movía con insistencia
Hasta agotar la paciencia
Recordé a margarita rosa

Mi amiga margarita
Se despidió silenciosa
Voló a los cielos generosa
Ayudé a la partida infinita

Las flores me avisaron
La muerte de margarita
Esas flores si me hablaron

Hay almas generosas
Se despiden de los amigos
Para encontrar en el cielo las rosas

EL ANTOJO

Cuando viajamos al Tolima
Lechona, tamales, viudo de gallina
La mente se arremolina
Esperando a mí esposa cristina

En las fiestas de San Pedro
Participamos en la cabalgata
Desechamos la corbata
Danzamos en la tambora y el cedro

Hay comidas y aguardiente
Se baila en las esquinas
Para la diversión de la gente

Como el calor es ardiente
Danzo en la piscina con Valentina
Después de tomar aguardiente

EL PUENTE

Con mi nieta Valentina
Nos fuimos a pasar un puente
No faltaba el aguardiente
Bailaba la gallina

Nos alojamos en la cabaña
Nos cuidaba la jauría
Aparecía la tía
Así quién no se amaña?

La piscina da placer todo el día
Al brillo de aquellos mangos
Y al escuchar melodías

Fueron 3 puentes seguidos
Piscina, billar, tenis, Pool
Con una marranada en Villa Luz, nos despedimos.

ORTEGA

Viajábamos al amanecer
Para visitar los ganados
Comprar algunos atados
Y al cuerpo darle placer

Viajamos a la alquería
Contentos y sudorosos
Nos sentimos temblorosos
A esperar el sancocho de María

Las sardinas estaban listas
Para iniciar la faena
Así empezaba la fiesta

Se mezclaba el placer y el negocio
Al ulular de las brisas
Así disipábamos el ocio.

EL PARAISO

Para evitar aquella rutina
Visitamos el paraíso
Con un programa preciso
Y un sancocho de gallina

Recorrimos los poteros
Y en las aguas del río
Nos bañamos con los críos
Oímos abanicar las palmeras

Dormimos en las hamacas ardientes
Al arrullo de los trinos
Bebíamos el aguardiente

La noche danzó dichosa
Al compás de los suspiros
La mañana fue gloriosa

EL CLUB

Para visitar el hato
Programaba dos vacaciones
Con marrano y patacones
Ahí tenía para rato

Después de jugar billar
Y enfrentarnos a un sancocho de gallina
Me sumergía en la piscina
Hasta poder ensillar

Al vaivén de las hamacas en la sala
No resistía el hechizo de su arrullo
Allí empezaba a brotar las alas

Trabajamos el ganado con nobleza
Tomamos decisiones oportunas
Al arrullo de un frío vaso de cerveza.

EL HATO

En la hacienda Villa luz
Con mi cuñado hice un trato
Yo le entregaba un hato
Hasta que dieran a luz

Compre 10 terneras a Justo
Un político del pueblo
Fuimos justos en el acuerdo
Allí tuvimos un susto

La leche era para mi cuñado
Y las crías para mí
Así el convenio fue diseñado

El hato empezó a crecer
Sus crías eran hermosas
Las visitaba al amanecer

ARTURO

El americano está dichoso
Trabajando con las chinas
Sube y baja las colinas
Se siente victorioso

La vereda lo admira y los respeta
Da trabajo a las gentes campesinas
Amble y galante con las sardinas
Los cítricos quiere tecnificar; esa es su meta

Es trabajador y honesto
Trabaja con demasiado ardor
Da trato jovial y modesto

Su fiel compañero es un camión
Donde transporta las frutas al poblado
Trabaja sin pereza en toda ocasión

SANTIAGO

Recorrimos a Santiago
En una noche estrellada
Fue tan bella la alborada
Que llegamos hasta el lago

Tiene lugares hermosos
La gente es sencilla y buena
Nos ofrecieron la cena
En un restaurante majestuoso

Nos admiran y nos respetan
Nos muestran su cariño
Ninguno muestra afán

Son gentes admirables
Nos ofrecen el corazón
Los Santiagueños son geniales

EL PASEO

Estábamos en Santo Domingo
El negocio sin placer
Un hermoso anochecer
Cuando apareció aquel gringo

Recorrimos la capital
Un santuario de belleza
Sentimos su naturaleza
Ajustamos el pretal

Amables son sus gentes
Nos reciben con cariño
Y se muestran decentes

Admiran al colombiano
En su trabajo fecundo
Son honestos en verano

LA LETRINA

LA LETRINA

En República Dominicana
En las zonas campesinas
Brillan como cristalinas
La letrina y la mucama

Al baño quise ir
Al mirar la letrina
Con su cara purpurina
No pude resistir

La pasé mal aquellos días
Con la letrina de compañía
El cuerpo no resistía

Instalamos un baño grandioso
Las penas se acabarían
La defecación fue dichosa.