miércoles, 22 de diciembre de 2010

BACENILLA

Brisas que vienen de los mares
A acariciar tus ojos seductores
Centellas que calientan cobertores
En la noche en que quemamos nuestra nave
No encuentro la respuesta al desatino
Implore algunas veces al arcano
La nave no llego… esperé en vano
La mirada la lancé, al monte Aventino
A la vida le buscamos el camino.

No hay comentarios.: