domingo, 4 de abril de 2010

ADRIANA

Amó a su abuelo con nobleza plena
Días de regocijo la ayudaron
Recorrió la tierra humildemente
Inspirada en amores terrenales
Acaricio la estrella que venia
Navego en mares profundos
Aspiro a la belleza de la suerte

No hay comentarios.: