martes, 6 de octubre de 2009

LA MUERTE DE MARGARITA

Mayo 6 de 2007

Murió tranquila como la esperaba
Del cielo obtuvo el perdón
La neumonía se la llevó de un jalón
A la familia adoraba

Murió como Dios manda
Destellada del mundo y los placers
Al arrullo de Mayo y sin Dolores
Delante de Dios, ella me aguarda

El entierro fué silencioso
Se hizo como ella quería
No hubo llanto, hubo alegría

Cuando la tumba se sellaba
Apareción un camino de luz en el firmamento
El ser supremo la recibió… contento.

QUERER ES PODER

Junio 7 de 2007


Brilla en silencio el deseo
Invisible aparece la Fé
La autosugestión busca el recreo
Los conocimientos especializados aplacan la Fé

La imaginación vuela silenciosa
En busca del sanamiento organizado
La decisión brilla generosa
Buscando la persistencia, no la ha olvidado

Aparece el poder de la mente maestra
El placer de la transmutación sexual
Al subconciente flecha la diestra

El cerebro es un dios en minuatura
Lo percibe sigiloso el sexto sentido
Querer es poder lo pregonan las escrituras

NO MAS FARC

Febrero 6, de 2008

El 4 de febrero fue glorioso
Colombia despertó de su letardo
Ríos humanos desfilaron
A la 'Farc' aplastaron victorioso

El apoyo llegó del universo
Varios paises marcharon silenciosos
Los Colombianos finaron como el verso
La energía acarició las montañas generosas

El pueblo apabuyó a las 'Farc'
Son terrorristas asesinos
Mentirosos, acechan en los caminos

Los secuestrados volveran a la libertad
El pueblo los reclama con amor
El universo esta cansado de dolor

LA MUERTE DE R. REYES

Febrero 3, 2008

Colombia esta dichosa
Fué abatido el Segundo de las FARC,
La baja es peligrosa,
hay tiempos de tempestad

Los paises vecinos rompieron relaciones
Estan comprometidos con los terroristas
Alguno buscaba soluciones
Era orate y bromista

Ecuador se sintió ofendido
Azuzado por el loco Chavez
Estaba comprometido

El gobierno esta temeroso
El pie de lucha es eminente
Hay que apoyar el presidente

VUELO 447

Junio 9, 2009

De Brasil a París se dirigía
Con 228 personas silenciosas
Una tormenta se encontro en la vía
El mar les ofreció la tumba generosa

La avición esta asustada
Era una nave de alta tecnología
Hay revuelo en la jornada
Los familiares esperan la tramitología

La mar nos depara situaciones
Que las olas arrullan salameras
Varios cuerpos llegaron a las praderas

Los accidents son parte de la vida
Ocurren diariamente en el planeta
Nos hacen recordar, el final de la partida

EL RECHAZO DE FIDEL

Junio 9, de 2009

La O.E.A le quito el veto a Cuba
Fueron unanimes en la decision’
Abrieron la puerta como ramo de uva
Esperan el reingreso con discresion

Fidel los mando al carajo
No quiere hacer parte de esa organizacion
Los amigos sudaron ajo
El pueblo ignora la situacion

Fidel esta que cuelga la lira
Su hermano la pulsará
El pueblo cubano respirara

La O. E. A. espera impaciente
El ingreso de esa nacion
Fidel dice Nó, manda mas que el presidente

EL INCENDIO DE HERMOSILLO

Junio 9, 2009

En una guardería de Hermosillo
Se presentó un incendio misteriosos
44 niños se quemaron silenciosos
Viajaron al cielo, sin lazarillo

El pánico, se apoderó del lugar
Hubo obstáculos en la evacuación
Los niños perdieron la razon
La guardería tuvo visos de lupanar

De las tragedias se debe aprender
Dice un refran popular
Puede ser de noche o al amanecer

La culpa no la tiene la gente
Todos se escudan en el juego
El cielo les dará el temple

LA FAMILIA – EL MILAGROSO DE BUGA

Junio 16, 2009

Una familia antioqueña
Venía a pagar una promesa a Buga
En la Pintada, un árbol obstruía la vía
La buseta por el cauca, fué arratrada

Eran doce los ocupantes
Solo la madre quedó viva
La población está active
Los familiares delirantes

El milagroso de Buga, los recibión en el cielo
Era una familial catolica
El cauca les humedeció el pelo

A la madre le tiene otra mission
Es un llamado divino
Dios le mostrará la occasion

lunes, 5 de octubre de 2009

ARMERO

Al Apocalipsis, nos hizo recordar.
Recuerdos quedaron, de esa tierra prometida.
Murió mucha gente y, otros lo recordaran.
En la nueva ciudad, el alma se engalana.
Respirando un ambiente de paz y de armonía.
Olvidar la tormenta se puede... pero sólo, en poesía.

GUAYABAL

Grandeza tienes, después de la tormenta.
Uniste dos pueblos hermanos.
A los sobrevivientes de armero recibieron.
Y los encausó por sendas predilectas.
A la tempestad de la avalancha, llegó la calma.
Blancos algodonales, los campos parecían.
A los cielos, las plegarias se elevaron.
Los hombres horrorizados, hicieron un alto en el camino.

FALAN

Fueron las noches, un descanso para el alma.
A ellas llegaban, recuerdos hermosos.
Las noches engalanan, vierten poesía.
Al llegar la noche, las penas se disipan.
Noches preciosas, cantan su armonía.

FRESNO

Felices los hombres que recorren el camino.
Recuerdan estrellas amadas,
Están presentes en bosques y laderas.
Son vientos la selva de la vida.
No se encuentran fieras espantosas.
Observasen, aves misteriosas.

MARIQUITA

Manos que tiemblan al contacto con tu cuerpo.
A las pasiones, las despierta temprano.
Recorrer quiere, tu cuerpo en un instante.
Investigar el placer que da tu cuerpo.
Quiero tenerla en la palma de la mano.
Unirme a ella, en todas nuestras vidas.
Iniciar un recorrido por el cuerpo.
Temblando de amor y de pasión.
A las manos, las quiero ver temblar.

HERVEO

Hechizados, te tienen los nevados.
En la noche la calma, no aparece.
Renacen, recuerdos tormentosos.
Volcanes sedientos de tristeza.
Enluta a los hombres misteriosos.
Obligándolos a vivir con sus hechizos

CASA BIANCA

Cuando estoy en el hogar, el alma está plena.
Atesorando, la grandeza de la vida.
Su ambiente me transporta, a otras dimensiones.
Abre la imaginación y la esperanza.
Busco descanso, para el cuerpo y para el alma.
Interpreto la misión que debo cumplir en esta vida.
A los universos ignotos, les doy vida.
No encuentro otro ambiente más hermoso.
Como el que el hogar proporciona.
Al hogar, le debo el goce de la vida.

VILLA HERMOSA

Veredas fértiles, se encuentran en su mundo.
Invierten su belleza en poesía.
Los campos producen, el descanso de la mente
La tranquilidad de las conciencias y las almas.
Al hombre, el campo le proporciona su existencia.

Hermosos los cultivos, en laderas.
En épocas de siembra, la vida le sonríe.
Resplandores de frutos, nos hace sonreír.
Mansas las aves, adornan el paisaje.
Obrando un milagro de belleza.
Son hermosos, los atardeceres en el campo.
A los hombres, invito a que los vea.

ARMERO

Acabó cubierto, por el lodo del nevado.
Recubierto, por fangos misteriosos.
Muchos hombres, murieron en su seno.
Encontraron la sepultura, en sus entrañas.
Recordar su belleza, es pura fantasía.
Oremos por los diez mil muertos, de esos días.

LERIDA

La amistad, es sagrada en el universo.
En otros planetas, también se puede hallar.
Repican las campanas de contentas.
Indicando que la amistad se da.
Dios hizo de la amistad, una sorpresa.
A los hombres, se la quiso regalar.

AMBALEMA

A la tristeza, no la quiero como amiga.
Muchas veces, la siento y la dejo pasar.
Buscar la tristeza, es ruinoso.
A los abismos, se debe encausar.
Los hombres que la buscan, son perdedores.
En ellos encuentra, un ambiente ideal.
Merece la tristeza, estar lejos del hogar.
A otros mundos, la debemos despachar.

LIBANO

Los libros, son los consejeros de la mente.
Invitan, a la ciencia y al estudio.
Buscan engrandecer el alma de los hombres.
A todos nos instruyen y nos transforma.
Necesario en la mente de los hombres.
Ofrecen a los mortales, educación.

VENADILLO

Viendo sus astas, que parecen cuasáres luminosos.
En las praderas, su estampa me emociona.
Nutren la pradera, con carreras majestuosas.
Amando la libertad, que da la vida.
Depende su carrera, para el triunfo.
Inicia pasajes majestuosos.
Los hombres lo codician por su carne.
Los animales lo envidian por sus cuernos.
Otros, lo destruyen por ignorancia.

ANZOATEGUI

Amo la vida y las acciones.
No quiero lastimarla, sino amarla.
Zarpo de los puertos, navegando ilusionado.
O la busco en las noches estrelladas.
Al amanecer, la vida, me da vida.
Temo perderla, porque estoy enamorado.
Estoy enamorado de la vida y la otra vida.
Gracias señor, por entregarme la vida.
Utilizarla quiero, dando vida.
Ilusionado me encuentro, con la vida

ALVARADO

A la amistad, le canto en esta tierra.
La llevo en el alma y en el ser.
Varios extraterrestres, la quieren comprender.
Aprecio la amistad y la nobleza.
Reconozco la amistad, donde la encuentro.
Adoro a dios, por dejarla comprender.
Dorados días que la tuve en mi presencia.
O al menos así, lo pude comprender.

ROCESVALLES

Relámpagos de amor, el alma ofrece.
Oculta en la memoria, lo feliz que en otra vida fue.
Creció cantando y llenándose de amor.
En los cielos, que el alma conoció.
Son armoniosos los seres, en esta dimensión.
Vencieron los obstáculos, llegados de otros cielos.
Atravesando el firmamento, sin cuerpos celestiales.
Las hadas pasajeras, guiaban su destino.
Los ángeles, les daban protección.
Estaban dichosos, al llegar a la tierra prometida.
Son seres superiores y saben de perdón.

PIEDRAS

Perteneces a la familia, de piedras preciosas.
Inclinas la cabeza, para poderlas comprender.
Están presentes en la nación.
Doran el valle y la comarca.
Ríos de piedras se encuentran por doquier.
A las piedras preciosas, las queremos tener.
Son herencias de meteoritos, que llegaron hasta allí.

SAN ANTONIO

Son las mujeres, lo evocan con cariño.
Atesorando, una esperanza hermosa.
Naufragan, en el curso de la vida.

Añorando, encontrar un buen esposo.
No todas esconden su niño.
También le rezan detrás de las ventanas.
Obediente le cuentan, sus gustos y su vida.
No lo dejan descansar, hasta obtenerlo.
Indican la misión, que debe cumplir.
Oraciones. Le vierten de por vida.

SAN LUIS

Seremos puros, como el agua cristalina.
A las almas hermosas igualamos.
Nacimientos celestes, debemos encontrarlos.

Las estrellas, nos dan la bienvenida,
Utilizando rayos luminosos.
Indican el camino que buscamos.
Saludan las almas, que debemos navegar.

ROVIRA

Retumba el trueno, en montañas hermosas.
O se escuchan, en los remansos ríos.
Vías lácteas, parecen sus relámpagos.
Intrépidas centellas, nos hacen sonreír.
Recorren el firmamento en un instante.
Acariciando el porvenir

VALLE DE SAN JUAN

Vendimias cosechamos, en épocas pasadas.
A los amantes, los quisimos escuchar.
Las cosechas de ilusiones, eran hermosas.
Las esperamos en otra eternidad.
En el atardecer, el alma se engalana.

Disparando hechizos, por el cenit.
Está sedienta, de mimos y de amores.

Son sus encantos, un trino celestial.
A las nubes las embriaga con sus besos.
No descansa hasta verlas ocultar.

Jamás se vio, un ocaso tan hermoso.
Ubicuidad, en el universo se escuchó.
Amaneció en las estrellas lejanas,
No supimos, que vendimias cosechaban.

ICONONZO

Invertir en amor, es misterioso
Comenzamos entregándonos, de por vida.
Otros destinos, el alma nos convida.
Nacientes esperanzas, nos depara la vida.
Obtendremos el fruto que sembramos.
Nacarado, con recuerdos hermosos.
Zarparemos, en la vida gozosos.
Obteniendo un peregrinar armonioso.

CUNDAY

Crecimos libres, como el viento en la arboleda.
Universos, esperan nuestro arribo.
Navegaremos, en los mares del olvido.
Despertando, en los puertos prohibidos.
Amaremos los seres escondidos.
Y seremos, grandes y altivos.

CARMEN DE APICALA

Cantaremos a la reina de los cielos.
A ella queremos, pedirle perdón.
Recibir la dicha, que nos prodiga.
Mostrándonos el camino del señor.
En las cimas, la dicha se derrama.
Nutriendo el alma, y la mente con amor.

Dura la paz que ella nos brinda.
En la mente, las oraciones brotarán.

Alos ángeles, pedimos su presencia.
Para adorarla, como debe ser.
Inspiración divina, debemos tener.
Canciones y plegarias, elevan nuestro espíritu.
Al universo, lo han de recorrer.
Las oraciones, son música del alma.
A la reina de los cielos, las debemos ofrecer.

VILLA RICA

Versos hechos, al filo de la noche.
Indican, que la mente se despierta.
Las penas, se transforma en poesía.
Las convierte, en canciones celestiales.
A los suspiros, el alma los comprende.
Recuerdos tienen, del amor en otros horizontes.
Ilusiones despierta su esplendor.
Cielos parecen, las estrellas en las noches.
A esas estrellas, las quiero cautivar.

SUAREZ

Sus guabinas, producen encanto.
Utilizamos, el poder del más allá.
A la memoria tenemos por testigo.
Renacerá, música celestial.
En el Tolima, la música, no tiene igual.
Zumba el viento en la arboleda, produciendo felicidad.

ALPUJARRA

A las estrellas, el espíritu se remonta comprensivo.
Los mundos existen, en otras dimensiones.
Puede subir el alma del hombre enamorado.
Ubicuidad tienen, en ésta dimensión.
Jamás se piensa, que hay seres extraños.
A los hombres causa pavor.
Resplandores divinos, los seres nos envía.
Recordándonos, que somos parte de ellos.
A otras galaxias debemos llegar.

DOLORES

Doncellas embrujadas, por la brisa del clima.
Obtienen encanto y resplandor.
Las sonrisas que brindan, son melodía.
Olor a perfume y flores de azahar.
Repican las campanas, al paso por los aires.
Están atentas, a cada respirar.
Su viento es un veneno que no se puede libar

RIO BLANCO

Remando por las aguas, llegaron las pasiones.
Idilios empezaban, en las orillas.
Ondinas misteriosas, a los hombres embrujaba.

Blancas eran sus aguas, después de descender.
Las aguas blancas, serenas y armoniosas.
A los enamorados, los hace suspirar.
Nieve parece, al paso de la luna.
Creciendo como sombra, al declinar el sol.
Oiremos el canto, y el suspirar de los enamorados.

PLANADAS

Perteneces al mundo, de la meditación y el amor.
La mente escucha, crece y se agiganta.
A otras dimensiones, quiere regresar.
Nobles propósitos, los llevas escondidos.
A los hombres, los quiere comprender.
Diamantes encontramos en el camino.
A las mujeres, los quieren ofrecer.
Seremos ricos, en meditación y amor.

ATACO

Al amor, lo describen con tristeza.
Todos quieren estar triste, sin estarlo.
A la música, la acarician con el alma.
Comienzan el día, llenos de luz y esperanza.
Obedecen a la mente y al espíritu.

NATAGAIMA

Nosotros soñamos, con un mundo de grandeza.
A los ángeles, debemos escuchar.
Tendremos la dicha de ser sus amigos.
A los atardeceres grises, podemos comprender.
Gozaron de dicha, nuestros nietos prometidos.
A los seres, los amaron por igual.
Inspiración misteriosa, tendrá nuestra grandeza.
Mentes abiertas, la tierra ha de tener.
A las criaturas, el sol les brillará.

COYAIMA

Conquistadores de almas vagabundas.
Ordenan el camino para extraños peregrinos.
Yacen contemplando los ocasos misteriosos.
A los mundos, se quieren transportar.
Invisibles se tornan, al velo de la noche.
Meditando algunas veces, y viajando las demás.
A las almas que llegan, las han de conquistar

PURIFICACION

Pensadores llegados de otros mundos.
Utilizar quisieron, los poderes celestiales.
Repartir bienes, que tenían atesorados.
Inyectando amor, y forma de cantar.
Fuentes de inspiración para sus hijos.
Ilusionados, traspasaron el ocaso.
Complacerían al mundo de las hadas.
Amando a los seres con quienes se puede dialogar.
Canciones amorosas, cantaban a sus nietos.
Inspirados en dios y en otros mundos.
Oraciones hermosas, fueron su legado.
No ha nacido otro cantar, que lo pueda superar

CHAPARRAL

Cantando, se comunican las parejas en las noches
Hechizados, permanecen al anochecer.
Al amor, el poeta canta alegremente.
Pretendiendo llevarlo, a las manos del señor.
A las mujeres, los hombres adoran.
Ramilletes de perlas, las hacen parecer.
Risas, brotan de sus labios.
A las almas, quieren encadenar.
Las noches y canciones, jamás han de faltar

SALDAÑA

Se cultivan silencios permanentes.
Atesoran los frutos de la tierra y el trabajo.
Las aves trinan, saludando al cielo.
Durante los veranos, hermosos y calmados.
A los campos, el sol envía rayos misteriosos.
Ñeros de otros rayos distantes.
A los rayos se debe el hechizo de la tierra

EL GUAMO

En esas tierras, el alma se agiganta.
Lejos del ruido, y la contaminación de la ciudad.

Grandeza no le falta, en sus campiñas.
Ufanas las nubes, buscan el peregrinar.
A planetas distantes, quieren llegar.
Muchas ferias, debemos observar.
Otros extraterrestres, debemos conquistar

FLANDES

Felices los turistas, con los viudos.
Los recuerdan con cariño y gratitud.
A los cuatro vientos, pregonan su grandeza.
No fueron jamás, igualados.
Doncellas hermosas conquistadas.
Estaban embriagadas con su efecto.
Sentimos el placer de ser los primeros.

EL ESPINAL

En las fiestas de junio, las mentes se acrisolan.
Las canciones, se escuchan por doquier.

Están presentes en el alma del pueblo.
Son muchos los mundos, que el alma ha de cruzar
Penetran en el cosmos de las hadas.
Iniciando recorridos silenciosos.
Nutren de amor, aroma y poesía.
A los rincones de la patria.
Los san Pedro del espinal, jamás se olvidarán

CHICORAL

Cisnes blancos, encontré en su cielo.
Hice un peregrinar de lunas y de mieles.
Incliné la cabeza en tu regazo.
Conocí el placer, que el alma pueda permitir.
Oré a dios, para que fueras mía.
Ríos tormentosos de placeres y de amores
Acabarían embriagándome en la existencia.
Los cisnes blancos, los busco en el ocaso.

GUALANDAY

Grandes son las virtudes, en la tierra.
Un fantasmal de espíritus, te tiene conquistada.
A las aguas, le atribuyen, curaciones milagrosas.
Las aves escuchan, a otros seres trinar.
Allí llega la paz de la conciencia.
No deja dudas, las virtudes que posee.
Días hermosos, esperan al viajero.
Acabaron amándose, más de lo normal.
Y la quebrada, sigue esperando más y más.

COELLO

Canciones y bambucos se escuchan en la cima
Otros cantores, la herencia nos dejó.
En noches estrelladas, el alma se siente enamorada.
La esperanza algún día, ha de germinar.
La luz de la poesía, sabe aparecer.
Ocasos coralinos, el corazón escuchará.

CAJAMARCA

Centauros misteriosos, llegaron a su tierra.
A terminar la obra, que dios les asignó.
Jamás creyeron, encontrar tanta belleza.
A las montañas, quisieron regresar.
Mentalista, al comienzo de los siglos.
A los abismos, los flechaban con amor.
Rimas sacaban a las cuerdas de la lira.
Curiosas las estrellas, las querían escuchar.
A los centauros queremos amar.

FILANDIA

Fuentes silenciosas, escucharon los oídos.
Imprimían placer celestial.
Las aguas cristalinas, repletas de murmullos.
A los ojos, los quería embrujar.
No fueron comprendidos, por hombres de esta raza.
Dios designó a seres, de otra dimensión.
Iniciaron la conquista, de las almas.
Aclararían el amor y obtendrían su perdón.

VILLAMARIA

Vientos favorables, trajo la tormenta.
Inicié una etapa, difícil de vivir.
Las pasiones hermosas, se asentaron en el alma.
La felicidad, germinó allí.
Allí tuve la dicha de tenerla entre mis brazos.
Manantiales de amor y de pasiones me seguían.
Apareció el fruto deseado.
Reinó la dicha y el amor también.
Ilusionado estuve, con el fruto de la vida.
A Dios le doy gracias, y espero terminar así.

MARULANDA

Mereciste el amor más duradero.
A los atardeceres grises, esperaba.
Rubíes se aprisionaron, en la mente enamorada.
Útiles fueron, en otras vidas.
Las esmeraldas, el verdor reconozco.
A los diamantes la dureza, la admiro.
Nuestros zafiros, el blanco me apasiona.
Divinas amatistas, con embrujo enamorado.
A las blancas perlas, las quiero conquistar.

PIJAO

Pensativo miro el horizonte, buscando el origen de la vida.
Inteligencias contactan, al alma atormentada.
Jamás estuve tan cerca, de comprender la vida.
A la imaginación, se le puede dar vida.
Oculto sigue, el origen de la vida.