domingo, 6 de septiembre de 2009

Acrosticos y Sonetos de mi Padre

SALENTO

Siento en el alma, la tormenta de pasiones.
A la ingratitud, la miro con recelo.
Los seres inmortales, miran compresivos.
Están inquietos, queriéndonos ayudar.
Nutrirán los versos, con notas musicales.
Templaran el arpa, y la música saldrá
Oiremos el canto y la tormenta cesará.

GENOVA

Gemas hermosas, esconde el alma enamorada.
En otras dimensiones, la dicha quiere hallar.
Necesita un descanso, en la tierra atormentada.
Oirá un murmullo, que proviene del mar.
Vencerá a las olas misteriosas.
Amará al universo, no hay otro igual.

CIRCASIA

Cercaremos la tierra de flores y aromas.
Invitaremos el espíritu y la mente a descansar
Resplandores de ilusiones pasadas.
Caminaron divagando hacia otra eternidad.
A los hombres, el amor los flechará.
Serán amigos, buscando la verdad.
Instintos escondidos, los harán comprender.
A la sombra del señor, deberemos obedecer.

PUEBLO RICO

Pastores fueron, de mimos y de almas.
Utilizaban la mente y el espíritu.
En los bosques, sagrados del olvido.
Buscaban el placer, de ser amados.
Los tesoros ocultos, encontraron.
Oro fue la pasión y dolor también.

Ríos tormentosos de ilusiones.
Invitaban a la dicha y al placer.
Campos minados de estrellas cariñosas
Obligaron al pastor a meditar.

QUIMBAYA

Quiero en la noche, cuando la luna se engalana.
Unirme a la mujer, suspendido en una rama.
Iniciar un himeneo, con todo su apogeo.
Mares interrumpidos, por seres misteriosos.
Brotaran pasiones, ocultas en la mente.
Amaré la sexualidad, en aires apacibles.
Y no dejaré de cantarla, con el corazón.
A la luna la quiero, ella produce pasión.

LA TEBAIDA

Los suspiros enamorados, repican en los atardeceres.
Amándose, a medida que transcurre su vivir.

Tienen suerte de ser correspondidos.
En esta vida y en otras por venir.
Bellos son los amores, que nacen de pasiones.
A las estrellas, los podemos transportar.
Iremos volando, en las naves del olvido.
Descansaremos hasta llegar a la eternidad.
A los extraterrestres, los vamos a igualar.

DOSQUEBRADAS

Dardos lanzados, por mentes seductoras.
Obstruyen el peregrinar del pensamiento.
Sus efectos, se sienten lentamente.
Queriendo hacer un alto en el camino.
Unir el pasado y el presente, es su destino.
En otros mundos, la nobleza es mucha.
Blancas son sus noches y el hielo caliente.
Ramilletes de espinas, se desechan.
Amor es el pan de la noche.
Despertares eternos, nos acechan.
A esos mundos, queremos regresar.
Sabios los hombres, que los pueden conquistar.

MONTENEGRO

Mercurianos helados, por las brisas transparentes.
Obtienen formas desconocidas, en el universo.
No son nada, y todo lo contienen.
Tornados violentos, se escuchan como murmullos celestiales.
Encuentran el eco, en los cafetales frutecidos.
Necesitan descanso, para rejuvenecer.
En otras dimensiones, la vida es hermosa.
Gozan los espíritus y el alma está feliz.
Renacerá la tierra prometida.
Opacando al sol, con su resplandor.

SANTUARIO

Son misteriosos, los encuentros nocturnales.
A las hadas, les encanta sonreír.
Nuestros duendes, tejen redes caprichosas.
También las brujas, hacen su aparición.
Ubicuidad tienen, los seres infernales.
A los espantos, los quieren asustar.
Romería de visiones caprichosas.
Indicaron el cambio del destino.
Otras dimensiones, será nuestro final.

CALARCA

Cantares misteriosos, llegan de otros mundos.
Alas almas errantes, las debemos escuchar.
La melodía es pura, diáfana e infinita.
A los enamorados, los quiere conquistar.
Renacerá la dicha, en las conciencias.
Como el alma descansa, después de perdonar.
A los mundos quisiéramos regresar.

LA CELIA

Los seres infernales se estremecen
Al contacto con hombres bravíos.

Crecen en pasiones tormentosas.
Esperando conquistar el infinito.
Los relámpagos, que del alma se desprenden.
Indicaran, el cambio del destino.
Al averno, no se puede comprender.

SANTA ROSA DE CABAL

Sus termales, son aguas misteriosas.
A las montañas, las hacen embriagar.
Nubes sedientas, de aromas del rocío.
Terminan opacando el cenit soñador.
Acarician el viento, en la arboleda.

Recordar el repicar de las campanas.
Observar el vuelo de las aves.
Suspirar por la mujer que deseamos.
A la nieve llegar por las mañanas.

Destruir la nostalgia del pasado.
Extrañar el alma enamorada.

Cambiarle, la orbita a los mundos.
Acabar con la ignorancia de los hombres.
Buscar la paz, en el interior del alma.
A los desiertos, regresarle el agua.
Lo que el hombre desee, lo puede realizar.

APIA

A esa tierra, debemos nuestro origen.
Percibimos, su presencia en todas partes.
Ingratos fuimos, en la tierra prometida.
A ella regresaremos de por vida.

LA VIRGINIA

Los luceros se reflejan, en aguas tormentosas.
A la luna, la tienen prisionera.
Vientos embravecidos por penas y alegrías
Inician recorridos, por las nubes.
Recogerán los rayos de la luna.
Garantizando, la libertad de la prisión
Interpretan, el batallar cósmico y misterioso.
Nacidos de la nada y la codicia.
Iniciar nos quieren en la meditación y poesía.
Amor es su arma, y con amor hacen poesía.

BALBOA

Bellos horizontes, vistos desde su cima.
A la eternidad, nos hacen regresar.
Los sentimientos amorosos, cautivan el alma.
Brotaron, como la semilla del amor.
Ocasos embriagados de pasiones.
A los cuásares, nos hacen regresar.

BELEN DE UMBRIA

Blancas ilusiones, aterrizan en sus cielos.
En su contorno, la podemos encontrar.
Las encontramos, quietas, humildes y serenas.
Es un jardín de rosas, queriendo rebrotar.
No pierden la dicha, de estar entre sus gentes.

Despejando la mente y dejándola actuar.
En estos devaneos, el alma se acrecienta.

Utilizando su experiencia, para no divagar.
Muchas son las ideas, que tenemos escondidas.
Brotaran, como brotan las aguas de un manantial.
Repartirán ilusiones, preñadas de recuerdo.
Indicando el destino que debemos tener.
Al planeta gigante, debemos pertenecer.

SAN CLEMENTE

Son las nubes, bondadosas en las cimas.
Al horizonte miran, salameras.
Nubes que pintan, figuras en las mentes.

Comprendiendo el hechizo de la vida.
Las combinaciones extrañas, las presiento.
En estas tierras, el aire es poesía.
Muestran su imaginación, las musas campesinas.
En otra eternidad, las debemos recordar.
Nubarrones, sacuden nuestra alma.
Todos podemos y debemos meditar.
El viaje por las nubes, lo debemos realizar.

GUATICA

Genios sencillos, se reúnen en noches tormentosas.
Utilizando, la sencillez de la comarca.
Ampliaran el concepto del hombre en esta vida.
Temblorosos, piensan dialogar.
Indican los caminos, que se deban encontrar.
Creceremos en amor y caridad.
Al encuentro de Dios, debemos llegar.

QUINCHÍA

Que hermoso hubiera sido, vivir en tus entrañas.
Uniendo corazones y la dicha también.
Inteligencias nobles, llegaron a tu regazo.
No habrá pesadillas, y todo estará bien.
Conquistaron unidos, la tierra prometida.
Haciendo un paraíso de paz y bondad.
Inspiraron a viajeros de otros mundos.
Amaron la tierra y al cosmos con pasión.

VITERBO

Vendrán atardeceres hermosos.
Interesando a seres inmortales.
Tendrán descanso y alegría.
En los corazones, habrá paz.
Reinará la armonía entre los seres.
Brotará un manantial de entendimiento
Orgullosos, volarán hacia el cenit.

BELALCAZAR

Bellos son los eclipses, observados en sus cumbres.
El espíritu se inflama con dicha y con placer.
Los atardeceres hermosos, se ven desde su cima.
A los atardeceres galácticos, los quiere superar.
Los paisajes más bellos, los he visto en ésta tierra.
Coronada de hermosas nubes, que danzan al pasar.
A sus mujeres bellas y hombres generosos.
Zumbaron sus virtudes, con intensidad.
Aspiraron un día, que el sol nazca de nuevo.
Repartiendo ilusiones y majestad.

SAN JOSE

Sufre el cuerpo, cuando el alma se entristece.
A otras dimensiones, quiere regresar.
Necesita un mensaje, para poder ascender.

Joven empezamos en los años hermosos.
Obtendremos grandeza y demasiado amor.
Serenas almas, engrandecidas en los mundos.
En contactos cósmicos, nos podemos comprender.

RISARALDA

Rescoldo del pasado, en otras dimensiones
Intentan calentar a los espíritus errantes.
Sus mentes se encuentran frías como el hielo.
A la normalidad, no quieren regresar.
Rejuvenecer sus almas, es hermoso.
A éstas regiones, la paz, les llegará.
Lentos los cambios, pero el efecto dura eternamente.
Dorados atardeceres veraniegos
A los espíritus viajeros, quieren conquistar.

SAN LORENZO

Sus ilusiones se encuentran prisioneras.
A la espera del triunfo de las hadas.
Necesitamos despertar, para viajar al infinito.

Los espíritus, nos esperan en sus mundos.
Obtendremos pasiones, que nunca imaginamos.
Regresaremos iluminados y serenos.
En la tierra, sembraremos sus semillas
Necesarias para la paz de las conciencias.
Zumbaran como tormentas celestiales,
Organizando las almas inmortales.

ANSERMA

Amaneceres inolvidables, a los hombres le depara,
Noches embriagantes de amor y de pasión.
Sentimos dicha, de estar en esas tierras.
En espera de misterios que deban suceder.
Reman pasiones, en la barca de la vida.
Muchas veces al mar deben llegar.
A los enamorados, ésta tierra los hace meditar.

SUPIA

Serpientes embravecidas por pasiones misteriosas.
Ubicuidad tienen, en los abismos.
Pertenecen a mundos destrozados.
Intimidar quiere a los mortales.
A los hombres pensadores, jamás nos intimidan.

RIOSUCIO

Resplandores, de ríos iluminados por la luna.
Imperios antiguos, los hacen parecer.
Ostras sangrantes, se ven en sus orillas
Soportando sus conchas, de luz y de coral.
Ungidos con el éter de la vida.
Comienzan un peregrinar por la eternidad,
Intensos nubarrones, la vida les depara.
Otros mundos, los esperan pensativos.

MARMATO

Maestros en el arte de las minas.
A sus entrañas las quieren exprimir.
Rústicas herramientas, hacen triste la faena.
Mentes ocultas, trabajan en las noches.
Al oro arisco, lo quieren detener.
Todos sus habitantes, son mineros.
Obtienen el fruto, de las entrañas de sus minas.

ARMA

Aparecieron horizontes, no soñados.
Ruiseñores, trinaron en las noches.
Manchas galácticas, aparecieron en el azul celeste.
A los ángeles, los vamos a escuchar

AGUADAS

Arrugas, en el universo descubrieron.
Grande fue, su esfuerzo y su trabajo.
Ubicuidad, se obtiene en éstas dimensiones.
A otros mundos debemos de poblar.
Daremos, con las fórmulas exactas.
A otras leyes, nos debemos enfrentar.
Saldremos victoriosos, en éste peregrinar

LA MERCED

Los frutos de la vida, se esconden en el universo.
A las estrellas lejanas, las debemos buscar.

Majestuosas esperan, en los confines
En donde las pasiones, no pueden penetrar.
Repentinamente, el alma las encuentra.
Conquistando al cosmos, y a la eternidad,
En la unión del alma, y los frutos de la vida,
Dios está presente en la eternidad.

SAMARIA

Su lluvia es recordada en las galaxias.
A los hombres, los supo conquistar.
Muñeca preciosa, con ojos de mujer enamorada.
A los astros, la quiero llevar.
Risas preñadas de recuerdos en las lluvias.
Intrépidas hermanas, que me hicieron claudicar.
A la patria, es mucho lo que se le puede dar.

FILADELFIA

Fantásticos vuelos, las pasiones lo realizan.
Ingeniosa la neblina se detiene en el cenit.
Los rayos cósmicos, atraviesan las colinas.
A los rayos infrarrojos, quieren superar.
Duermen tranquilas, las almas aborigen,
En otros tiempos, sus tierras habitaron.
Las tumbas indígenas, son mudos testigos.
Fieros guerreros, a otras tierras conquistó.
Inteligencias divinas nos visitan
A comparar sus rayos y conocer la neblina.

PACORA

Perteneces a la historia de otros mundos.
Amores verdaderos, son buscados en su seno.
Caminos tormentosos, nos salen a su encuentro.
Ocasionando pesares, para el alma ilusionada.
Relámpagos cósmicos, aparecen en su cielo.
Agradeciendo al encanto celestial.

ARANZAZU

A la tempestad de las pasiones, viene la calma del espíritu.
Raíces de seres misteriosos, me atormentan.
Aparecen en el fondo del alma enamorada.
Nutriendo el espíritu, de fantasmas otoñales.
Zafiros tallados, por duendes juguetones.
Al universo lo quiere hipnotizar.
Zorrillos, parecen en el evitar de las pasiones.
Ubicuidad, tenemos, sin saberla aprovechar

PENSILVANIA

Pioneros, en las curaciones por hipnosis
Entran al mundo, de la imaginación y fantasía.
Nuestras mujeres, son hadas encantadas.
Suspiran, y hacen suspirar al peregrino.
Inician romances temerarios,
Los atributos que poseen, son misteriosos.
Vanas pasiones que despiertan, son extrañas.
Al forastero, le hacen agradable la estadía.
Noches apasionadas, son un recuerdo cotidiano.
Interviene, el levitar de los amores.
A esos pioneros, los recuerdo como amigos.

SALAMINA

Su estirpe y abolengo sobresalen.
A otros tiempos, nos hacen recordar.
Los balcones, nos hablan de su encanto.
A todos los que la visitan, les encanta.
Mujeres hermosas, nos tienen reservadas.
Intentan seducir al visitante.
No dan placer, pero dan amor eterno.
A esa ciudad, se puede regresar.

MANZANARES

Mi espíritu, se estremeció en éstas regiones.
A los hechizos, no se puede resistir.
Noches inolvidables de pasión y fantasía.
Zarzas candentes, de sexo y poesía.
A sus mujeres, las quiso enamorar.
Nervioso estuvo, al remontar el vuelo.
A los cielos los quiso conquistar.
Radiantes fueron, las pasiones tormentosas
En esta villa, la dicha no tiene igual.
Son recuerdos, que el alma quiere atesorar

MARQUETALIA

Mieces sacadas, de la agreste roca,
Amargas para unos, dulces para otros.
Romperán el hechizo del alma enamorada.
Queriendo más a dios que a la mujer.
Una vez encausada, sigue navegando.
En los azules cielos, de astros lejanos.
Tiemblan las campanas, de conventos embrujados.
A los espectros, quisieran despertar.
Los escuchamos, con los oídos del alma apasionada.
Irán trinando, música celestial.
A esas mieces, el alma, quiere conquistar.

SAMANA

Señor, haz que el arado en ésta tierra, sea fructífero.
A las semillas, las haga germinar.
Mucha esperanza, tiene el pueblo en sus campiñas.
Aman la paz y quieren la humildad.
Necesitan, el fruto sagrado del trabajo.
A ésta región, dales señor, buena cosecha y amor.

NEIRA

Nacimos para amar en ésta vida.
En otro planeta, volvemos a nacer.
Intentamos crecer, en cada cambio.
Renaciendo en otro mundo, tratando de crecer.
Al infinito, debemos pertenecer.

VICTORIA

Vencidos los obstáculos del alma.
Inicia un recorrido, por la senda del placer.
Cantos armoniosos, procedentes del espíritu.
Todos quieren trinar en el más allá.
Oráculos, lo miran temerosos.
Ríos de luceros, la imaginación produce.
Intrépidas las almas, se lanzan al abismo
A otras dimensiones, se quieren escapar

DORADA

Donde el sol, hace hervir la sangre apasionada.
O los amantes se citan a escondidas,
Reparten pasiones, temerarias.
Acarician la idea de sentirse feliz.
Doncellas preciosas, sin himen ya regresan
A sus tierras, llevando un nuevo ser.

SAN ANDRES

Son un regalo de la providencia a nuestra patria.
A sus playas, le cantan las palmeras.
Nítidas aguas de colores cristalinos.

A todos nos hechizan.
Nieve, parecen sus olas majestuosas.
Días felices, esperan al viajero.
Recuerdo de otros mundos, se encuentran en sus playas.
Estas islas son afrodisíacas y benditas.
Siempre, san Andrés es, tierra de poetas

GUAINÍA

Gurúes fueron, sus habitantes primitivos.
Utilizaban, la magia en los combates.
Amaban el placer, que la lucha les produce.
Invocaban a los cielos, para pedir protección,
Nunca fueron vencidos en las luchas.
Invencibles, en las penas del amor.
A la sabiduría y riqueza, las buscan con pasión.

ARAUCA

A las praderas de las llanuras, llegó el petróleo.
Rústicos llaneros, se vieron invadidos por extraños.
A sus hijos, la codicia los envolvió en su manto.
Utilizaron la riqueza, en beneficio de unos pocos.
Campesinos eran, y campesinos se quedaron.
A la riqueza, se le combate con humildad

VALLEDUPAR

Vallenatos son, los habitantes del poblado.
A la nación, su música les brinda.
La leyenda de ser vallenato, se tiene por herencia.
Los niños, la llevan en sus venas.
Está presente, en los rincones de la patria.
Días enteros, dedican a escoger el rey del año.
Un derroche de música y de fiesta.
Permite descanso al pueblo, cada año.
Aman la música, más que a su vida.
Reyes quieren ser, y todos, lo merecen.

SINCELEJO

Son seres con suerte en esta vida.
Imaginativos, cuando llega la tormenta.
No conocen el dolor, todo es dicha para ellos.
Conscientes son, que la vida es lucha dura.
En sus praderas, la suerte buscan.
Les gusta la soledad y el desafío.
Encuentran amistad en otras regiones.
Jóvenes decididos y orgullosos.
Obtienen su título y regresan a su tierra.

DIA DEL TRABAJO

Danzan los hombres, buscando el sustento para el alma
Imaginación tienen, para cumplir ese deber.
Al hombre que trabaja, dios lo ha de ayudar.

Después de la fatiga, el alma se acrecienta.
Eleva hacia las nubes, para no bajar jamás.
Los seres misteriosos, que cruzan por el cielo.

Tienen la dicha de verlos felices.
Racimos de oraciones, los espíritus lo agitan.
A los abismos, no quieren descender.
Bendito el hombre, que cumple bien con su trabajo.
A los hombres, los debe complacer.
Jazmines, sedientos de fragancias y frescura.
Obras son del amor, y trabajo que el hombre dio.

RIOHACHA

Recuerdos borrosos, de travesías espaciales.
Instintos cavernarios, de viajes terrenales.
Ojos atentos, a las arrugas del universo.
Hechiceros los bosques, cubiertos de aromas y de flores.
A las alturas, quieren subir.
Caminan silenciosos, la mente está despierta.
Hacen del cuadripolo, del amor y la ternura.
Al universo, lo vuelven infinito y dinámico a la vez.

URIBIA

Un regalo hizo Dios a la Guajira colombiana.
Rindió homenaje, a la arena colombiana.
Inició un peregrinar, por tierra colombiana.
Buscó hermosas mujeres, en las chozas colombianas.
Indicó en este pueblo, un embrujo colombiano.
Amaneció y fuimos colombianos.