sábado, 15 de agosto de 2009

EL HIGADO SANGRANTE

Statesville, Junio 6/2005

Ocurrió en un supermercado (Wal-mart)
El carro empezó a sangrar
Se oyó un grito alocado
Hubo grito en el lugar

Un rastro de sangre dejaba
Un grito de horror se escuchó
Un grupo atento miraba
La sangre se aplacó

La bolsa de hígado estaba rota
Se controló la situación
El remedio… agregarle otra

La pena ilumino mi rostro
Estaba solo en el lugar
Me miraron como un monstruo

EL NIÑO – COMPRANDO

Es veloz como el pensamiento
Hace sangrar los almacenes
De energía esta sediento
Tumba todo artículo, hasta los sartenes

Hace correr al abuelo
Se le desliza al instante
Es ágil, tomándole el pelo
No importa, que el almacén lo vuelva un desastre

Atrae todas las miradas
Es un niño simpático
A las señoras, deja fascinadas

Es hablador y atrayente
Memoriza lo que ve
Jamás pierde la fe

LAS COMPRAS

Las compras lo vuelven loco
Quiere comprar a granel
De cada artículo quiere comprar un poco
No importa que sude, hasta miel

No le interesa el dinero
Lo arrulla un crédito bueno
Aparece el tenaz desespero
Solo lo para el trueno

Compra para toda la familia
El valor lo tiene sin cuidado
Con el trabajo paga lo gastado

El que mucho da, mucho recibe
Es una ley celestial
A Ricardo, no lo detiene ni el pretal.

LOS SUEÑOS

Aparecieron los sueños
En las Carolinas del alma
Son paradigmas los ensueños
Por la mañana, los analizo con calma

Los sueños son de varios matices
Son anatemas del universo
Aparecen paisajes felices
Los acaricio con un verso

Los difuntos son los primeros
Seguidos de los elefantes
Van arrullando gigantes

Sueño a veces en ingles
No comprendo el dilema
Estoy arrastrando la cadena

STATESVILLE

Se respira paz y felicidad
Es una ciudad atrayente
En el ambiente, brota amistad
Tiene un paisaje diferente

Acogen bien al turista
Son simpáticos y serviciales
Hay moneda y autopista
No es visitada por los huracanes

Tiene vías esplendorosas
Los paisajes son de sueños
Hablan con acento sureño

El pueblo es trabajador
El salario es el normal
Para vivir, es un sitio ideal

LA LECTURA

Estuve devorando libros
De la biblioteca del pueblo
No perdí el equilibrio
La mente estuvo de acuerdo

Fueron más de dos libros por día
Al llegar a este país
Los devoré con porfía
Arrancando hasta la raíz

Adquirí, muchos conocimientos
La mente brillo risueña
Sin encontrar sufrimientos

Mente y universo se encontraron
En el país de los ensueños
Fui prudente, aparecieron los sueños

EL HOSPITAL

Fuimos de visita a un hospital
A ver un niño con leucemia
En un hospital celestial
El enfermo era tratado con amor y alegría

Había comodidades por doquier
Hasta juegos en la terraza brillaban
Los apartamentos eran gratis, no de alquiler
Las comodidades esperaban

El hospital era de fantasía
Conocí, el sueño americano
Fue susurrante como la poesía

Los gringos piensan en todo
No había detalle que no tenían
Ellos, supieron salir del lodo.

APRENDIENDO INGLES

Me matricule en un colegio
Para aprender inglés
Fue un buen augurio de sortilegio
Las instructoras me entendían al revés

Éramos alumnos de varias naciones
Jóvenes y viejos éramos igual
Hubo sorpresas, hubo emociones
Aprender ingles es algo natural

Me sentaba con una hondureña
Y otra mexicana
Ellas miraban mi cabeza cana

Estuve despierto, como en los mejores tiempos
Recordando, mi hermosa juventud
En el colegio se respira gratitud

LOS ALIMENTOS

Preparaba en la cocina
Comidas Colombianas
Como sancocho de gallina
Natilla y arroz a la valenciana

Se comía con entereza
El apetito aparecía
Cada día, era una sorpresa
Fuera noche y fuera día

Había satisfacción y sonrisas
Al arrullo de los platos
Hubo tamales y longaniza

La primavera empezó con comilona
En un buen augurio del otoño
Saltaré, de nuevo a la loma.

KONTANE LOGISTICS

Me invitaron a conocer la empresa
Donde trabaja mi hijo Ricardo
Fue una grata sorpresa
Se encontraba la plana mayor, esperando

El vicepresidente me felicito
Por el buen hijo que tenía
El alma subió al infinito
Al escuchar la hermosa melodía

Los propietarios querían conocerme
La sinceridad broto en sus labios
Hubo satisfacción enorme

Había fiesta en esa ocasión
Promocionaban sus servicios
Hubo alegría en mi corazón.

LA GRINGA

La gringa nació en la esperanza
Una muleta de color celeste
Fue un regalo para
Santiago, le traerá bonanza
Mi nieto el gringo, es niño inteligente

Será un hombre fuerte y trabajador
Observara pinturas y sonetos
Broto en América con resplandor
Brillar en las cimas, serán sus metas

La gringa lo espera en la esperanza
Trabajando con ardor
Ella paciente espera su domador

El niño hombre a su abuelo recordará
Viajo a su patria, en avanzada edad
Sembró la semilla de la bondad

LAS MIL ACCIONES

Después del entrenamiento en la bolsa
Compre mil acciones para los 5 nietos
Remaba al son de la balsa
Los esperaban buenos vientos

Fueron 200 acciones para cada uno
Las custodiaba Ricardo mi hijo
SANM traería la fortuna
Descansarían a la sombra del higo

Los nietos son afortunados
Tienen dinero en acción
Alejaran los tornados

Al abuelo recordaran con amor
El lo sembró en sus corazones
Brillará en ellos el resplandor

LA ORINADA

Así empezó la enseñanza
En el hábito de la bacinilla
El abuelo empuño la lanza
Hasta llevarla a la orilla

La primera micción fue demorada
El niño estaba dichoso
El panal ya no molestaba
El primer chorro fue generoso

Jugaba a pierna tendida
Sin pañal ni pantalones
El buscaba sensaciones

EL TELEFONO

Los esposos lo utilizan mecánicamente
Llaman a Manizales del alma
Conversan con la familia alegremente
Así, ellos encuentran calma

Es una costumbre sana
La vida trascurre risueña
Alegra el alma lejana
Es abonar el fuego con leña

Las llamadas cuestan poco
Producen placer generoso
A veces se prende el foco

Dan descanso al cuerpo y alma
Mantiene unida la familia
El teléfono respira calma

LA AMNISTIA

Cumplió cuatro años el trámite
Ricardo la espera ansioso
El esta saliendo adelante
Respira sabor generoso

Tiene permiso de trabajo
Entiende bien el inglés
Jamás da un golpe bajo
Se arrulla con el ajedrez

Trabaja como profesional
Lo asesora, una secretaria maestra
Va subiendo, sereno la cuesta

En el trabajo lo estiman y respetan
Es un empleado ejemplar
Por su hijo, va a luchar

EL BUFFET

La comida es generosa
Despierta el apetito
El hambre la ve, color de rosa
Hay que saborearla despacito

Los platos son abundantes y suculentos
Lo sirve cada persona
Solo hay que dejar los cubiertos
Mirando danzar a la mona

El Golden Corral, es uno de ellos
Parece el juicio final
Los viejos, respiran destellos

Se respira en ese ambiente
La gula es fortalecida
Hay más de un comelón indecente

EL YARD SALE

Son subastas de garaje
Los sábados en la mañana
Los americanos, acuden con coraje
Les gusta dejar la lana

Son compradores compulsivos
Compran no más, por comprar
Los vendedores, son recursivos
El pueblo sabe suspirar

Se consiguen objetos baratos
Los precios, son irrisorios
Hay alegría para ratos

Vender todo lo que ofrecen
Hasta las prendas untadas
Los americanos, allí florecen.

RICARDO

Ricardo está feliz
Con la visita del padre
Se siente rey, no emperatriz
Al universo se enfrenta amable.

No sabe como atenderlo
Lo lleva a los mejores lugares
Trata de detenerlo
Le hace olvidar los pesares

Lo atiende con cariño y amor
Tiene alma de poeta
Pronto se enfrentara a la tormenta

Tiene sangre de poeta y pintor
Sus virtudes son acuarelas
Muestra sereno el resplandor

LA BOLSA DE NUEVA YORK

Es cautivadora y extraña
Cambiante, como la tormenta
Atrayente, como la tela de araña
Mantienen a la sociedad despierta

Causa estrés a los inversionistas
Manipula la inversión
Hay corredores bromistas
Mantiene despierta la nación

Las acciones suben y bajan
Al arrullo del dinero
A los inversionistas, les llega el desespero

Aparecen fortunas como por encanto
Es bondadosa como la mar
Es misteriosa como el altar.

SANTIAGO

Es un niño encantador
Rápido como el pensamiento
Cautiva con su resplandor
Al universo mira despierto.

Es el centro de atención
Atrayendo las miradas
Les sonríe con emoción
Deja a la gente abismada

Es inteligente y astuto
Rápido como un suspiro
Quieren tener al mundo cautivo

Es amable como las olas
Su mirar es de ternura
Le están brotando las alas

LA CUARTA NIETA

Mayo 31 – 2005

La esperamos con amor
Al murmullo de un soneto
Para el abuelo es un honor
El corazón estaba despierto

El gran día se aproximaba
La esperábamos con cariño
La sangre palpitaba
Llegaba feliz la niña

Del cielo vino la nieta
Con los ojos de azucena
Hizo parar la tormenta

Al jardín llego una rosa
Con el mirar de inocencia
La felicidad fue generosa

Statesville, NC
Para Elisa Cristina, trabajo del colegio San Luís Gonzaga

LA YEGUA EMBURRADA

Junio 11-2004

La yegua la salto un burro
La cogió de chiripa.
El burro era paturro
La yegua delgadita.

Al burro se le hizo conejo
La yegua estaba de paseo
El vaquero, quedo perplejo
Suspendió el manipuleo.

Se espera un bello muleto
Ya que el burro es de otro equipo
La cría será para el quinto nieto.

Es un gringo de pura sepa
Pero el abuelo lo recuerda
La mula será de rienda.

ESCOPETA

El oído escucha los rugidos
Son cantares de pájaros dormidos
Crecen como lamentos perfumados
Orbitan en los cielos nacarados
Pueden envenenar las ilusiones
En espera de nuevas tentaciones
Tornados que producen emociones
Al ocaso feliz de las naciones

NYLON

Septiembre 29/99

Navegaste en las aguas silenciosas
Y danzabas al arrullo de las olas
Los peces nadaban perezosos
Obtenían los colores con las colas
Nubes de peces nos entrega el remanso

PLOMADAS

Percibimos el dolor
Localizado en el alma
Ofreciéndonos la calma
Mereciendo el resplandor
Al dolor hay que escucharlo
Dijo el alma enamorada
Al llegar el alborada
Surcaremos el dardo

ANZUELOS

A mi madre recuerdo en este día
Naufragando en las penas del olvido
Zánganos escucho en los latidos
Un abanicar de melodía
Estoy en la pieza donde nací
Lejos de toda pasión
Oculta en el corazón
Sereno la recuerdo con frenesí

CAÑAS DE PESCAR

Cautiva mucho el deporte
A los jóvenes del campo
Ñonos en todo tiempo
Agradecen su porte
Sacudieron las ondinas
Dejando atrás las orillas
Esperando que se orillen
Peces grandes coralinos,
Es la pesca, un deporte hermoso
Son muchos los que lo siguen
Cantores no se consiguen
Al salir el pez generoso
Rayos de amor descubre el pescador

ATARRAYA

Al arrullo de la verde brisa
Toma la forma de palmera
Abre sus senos, zalamera
Recoge sus plomos de prisa
Radiantes peces son aprisionados
Al cerrarse la atarraya dulcemente
Y el cardumen se encuentra allí presente
Al hogar llegan fatigados

HAMACA

Hice un ensayo en la finca
Ahuyentando el desamor
Manejaría la flor
Al igual que aquella mica
Cisnes de allí brotaron
A navegar en la pista

FLOREROS

Fantasmales recuerdos aparecen
Localizados en un rincón del alma
Ofreciendo hermosura y calma
Respirando amor cuando florece
Están cubiertos con flores azulinas
Reteniendo perfumes ardientes
Ofreciendo aromas diferentes
Siempre brillan como luces vespertinas

PINTURAS

Pinceles que se atrevieron
Irradiando luz divina
Neutralizar la colina
Temblándose contuvieron
Un pintor así lo hizo
Tratando al mismo cielo
Al derretir el velo
Su pintura brillo como el hielo

CUADROS

Cerdos que nos despertaron
Una mañana lluviosa
Al oírse en la choza
Dude si era un león
Retumbaba en la chochera
Ofreciendo algarabía
Semejante camaleón.

REPISAS

Repicaba la alegría
En el papayo gigante
Pájaros que al instante
Indicaban valentía
Siempre son trinadores
Al empezar el nuevo día
Serenos y madrugadores

SOFACAMA

Abril 23 /98

Sentimos pasión hermosa
Olvidada desde niño
Fuente de amor y cariño
Almas que fueron generosas
Cristalinos fueron los besos
Aumentando la pasión
Mensajero el corazón
A el le debemos los besos

ALCOBA

Ahí llegue con trapío
Locamente enamorado
Complaciente y a tu lado
Olvidé lo que quería
Besé tus senos divinos
Así se templó mi vida

COMEDOR

Con las flores en el medio
Obtuviste tal hermosura
Mensajes de las escrituras
Enclaustraron el tedio
Densos colores brillaban
Olvidando las canciones
Refrescaron los corazones

SALA

Salí una dichosa mañana
A contemplar tú figura
La mente brillo insegura
Al contemplar tus pestañas

BUTACO

Bambucos y torbellinos
Una tarde me llegaron
Todos me agasajaron
A mi me parecieron divinos
Canto a los bambucos
Otras veces al torbellino

BAUL

Busco los besos de amor
Al reencontrarme con ella
Universos y centellas
Los invita el dolor

NOCHERO

Nervios de acero nos trae la corriente
Occidente los confirma
Comprensiva estaba Irma
Haciendo planes con la gente
En el cielo la miraban
Rustica flor del camino
Omnubilado la imaginaba

ESCAPARATE

Eleváronse las loras
Surcaban los cielos
Comprensivos, sin desvelos
Así pasaban las horas
Podían hablar al instante
Abanicar la tormenta
Remolinear en la menta
Actualizar el parlante
Todas son hermosas
Elevase como las diosas

CLOSET

Cautivo regrese
Locamente enamorado
Oriente me había entregado
Su hermoso amanecer
El oriente es sosegado
Todo quiere florecer

TAURETES

Tuvimos algunas palabras
Aumentamos las pasiones
Unificamos presiones
Recordaríamos las cabras
Escuchamos la querella
Tejida con emoción
Envuelta en una canción
Supimos que no era estrella

SILLAS

Se estrello el avión en la tarde
Inclemente en la colina
La tarde tenia neblina
La muerte nunca es cobarde
A ese abril lo recuerdo
Son cincuenta y tres los muertos

CAMAS

Colinas que miro
Al llegar al corredor
Muestran su fulgor
Arrancando un quejido,
Son tus senos, que admiro

EXPRIMIDORA

Es la mujer valiente
Xenófobica hermosura
Perfecta y con soltura
Recorre la casa sonriente
Irradia sol todo el día
Menaje trae de los cielos
Ingenua se arregla el pelo
Dejando su melodía
Oriente la vio nacer
Resplandeciente de gozo
A la mujer se debe querer

BATIDORA

Brinco la rana al estanque
Al observar la serpiente
Templada y resplandeciente
Indiferente se subió al estanque
Dóciles movimientos hizo
Ovillando su figura
Recordando su amargura
Aquella rana se deshizo

MECEDOR

Mágica canción se oía
En la oscura mañana
Columpiándose en la rama
El aguacero venía
Dos soles allí brillaban
Orbitando en el sendero
Reinos de amor florecieron

RASTILLO

Resignado quede
Al cumplir los sesenta y cuatro abriles
Saludaron los mástiles
Tembloroso aguarde
Resplandores observe
Intensa tormenta había
La muerte así venia
La muerte, ella se fue
Olvido que yo quería.

lunes, 10 de agosto de 2009

M. DE AFEITAR

Mansa paloma aquella
Del palomar lejano
Es hermosa en el verano
Admira la paz y la centella
Fue pionera en el diluvio
En el instante supremo
Ilumino el terreno
Trayendo el ramo de olivo
Ayer no mas recordaba
Revisando aquella estrella

AFEITADORA

Al fin llego aquella noche
Festejando la canción
Era tal esa emoción
Iluminaba el derroche
Todos fuimos felices
Al observar la tutela
Dejamos la dulce escuela
Olfateamos las perdices
Respiramos de alegría
Al arrullo de la noche fría

CAMARA FOTOGRAFICA

Canarios que iluminan la tormenta
Acariciando su amada con amor
Muestran resplandor
Altivos nos observan en la puerta
Recorren los jardines silenciosos
Al buscar el fruto de la vida
Frecuentan las flores y la vida
Ofreciendo canciones deliciosas’
Todos los encontramos en la naturaleza
Ocultos en verdes pasterízales
Gozando con insectos y turpiales
Recordándonos que no conocen la pereza
A la luz del sol resplandeciente
Fuente de vida y de calor
Impaciente abre aquella flor
Crepúsculos imita en el poniente
A los canarios los miro con el alma

PROYECTOR

Pertenezco a los hombres cariñosos
Repletos de dicha y de amor
Ofrecemos versos al dolor
Y trinos a las mujeres desdeñosas
Espero con trinos el olvido
Tenue respirar del corazón
Olvidando a veces la razón
Rencoroso acaricio el tibio nido

BETAMAX

Blanca estuvo la mañana
En abril del año noventa y ocho
Tembló la tierra a las ocho
Al evocarte a ti Ana
Música del manantial se oía
Al paso de la quebrada
Xilofonos de música encontraba

COMPUTADOR

Cautivamos pasiones algunas veces
Ofrecemos amores al corazón
Mieces buscamos en la ocasión
Paciente esperamos los entremeses
Un destello nos alumbraba
Tibio recuerdo de aquel cariño
Al oír el canto del gitanillo
Danzaban las blancas mieces
Ondinas aparecieron en las riveras
Reclamando pasiones a las mujeres

ABANICO

Amargas noches pasan los mortales
Buscando mieles en su imaginación
Activan la mente y el corazón
No buscándola en los propios panales
Impacientes los recordamos
Como picadas lejanas
Olvidadas por la razón

VENTILADOR

Venenosos eran los tiempos
En épocas pasadas
Ninfas de alma rosadas
Tapizaban los templos
Inerte nos encontramos
Los muchachos de la época
A la pasión que era loca
Dulce calma pregonamos
Olvidamos los temores
Retuvimos los amores

M. SECADORA

Mañana primorosa
Serenatas se escuchaban
Eran las aves; trinaban
Compitiendo con las rosas
Al amanecer
Después que el gallo canto
Ofrecimos a Cristo
Rosarios y mucho querer
Amo la vida y a Cristo

M. LAVADORA

Abril 22 /98

Mensajero soy de abril
La lluvia allí me dejo
Al conocer el viejo
Valores tuve mil y mil
Al reconocer el hogar
Después de aquella tormenta
Olivos había en la huerta
Refrescaba mi llorar
A veces quería cantar

FUMIGADORAS

Fuente de amor era el río
Unas aguas silenciosas
Mensajera de las diosas
Iluminaba el bohío
Gozamos con emoción
A la orilla de aquel río
Danzábamos amor mío
Ofreciendo el corazón
Reíamos cuando hacia frío
A sus aguas venero
Siempre busco su sendero

ASPIRADORA

Al escuchar los cantos mañaneros
Siempre encuentro belleza en esos trinos
Puedo escucharlos en los caminos
Impaciente espero los otros compañeros
Recuerdos que salen de las tumbas
A iluminar la vela del destino
Dudo del peregrino
Ocultándose en la ultratumba
Refrescan la mente soñadora
Al ocaso le entrego el destino

BRILLADORA

Busca la mujer de tus ensueños
Recordaba la madre dulcemente
Ilumino el corazón la mente
La encontraras en alguno de tus sueños
La adoraras como Dios amo a sus hijos
Al altar la llevaras con dignidad
Deja que brote tu humildad
Orando obtendrás el regocijo
Recuerdo la forma que lo dijo:
A ella entregaré mi hijo

HACHUELA

Hilamos recuerdos del pasado
Al escuchar el corazón doliente
Creció el amor alegremente
Hechizado estoy y enamorado
Un huracán, son los amores idos
Están ocultos en los abismos de la noche
Lejos del bullicio y de los coches
Aumentara la pasión por los nidos

HACHA

Hirió la selva en épocas pasadas
Al llegar los colonos ambiciosos
Creyeron ser generosos
Hechizaron con muerte las posadas
Acabaron con la vida de las selvas

ESCALERA

En el caracol se escucha el mar
Siempre sereno y tranquilo
Camina por el filo
Arrullando el palmar
Lo escucho con emoción
En la tierra del olvido
Reconozco el sonido
Al escuchar tu corazón

SOPORTES

Servimos a los amigos
Ocupados en pensar
Podemos juntos luchar
Ofreciendo al destino
Recuerdo cuando bailabas
Tímidamente el bolero
Entonabas trinos como el jilguero
Siempre nos entendimos cuando cantabas

MATEROS

Mate la dicha aquel día
Al contemplar tu belleza
Temí por la naturaleza
Estaba hermosa y fría
Retorno por esos lares
Observando tu cadera
Son muchos los pesares

VENOCLYSIS

Vengo a ofrecerte sangre generosa
Evitando la muerte de tu ser
Nunca vimos un amanecer
Oculta estabas en la ponderosa
Ciertas sangres causan daño
Los eritrocitos no responden
Felices los hombres que se venden
Son apestosos aunque salgan del baño
Inquieta la sangre te persigue
Seremos los dos un mismo ser

HERRADURAS

Abril 17 de 1998

Hemisferios que esconden los recuerdos
En los polos opuestos de tu ser
Refrescando la tierra al amanecer
Raros sonidos ofrecen las cuerdas
Al cogerte con las manos temblorosas
Dejando la mente suspirar
Un árbol sembrare en tu umbral
Recordaremos las noches silenciosas
Al amor le encantan los recuerdos
Siendo los polos la razón de tu ser.

CLAVOS

Cubrió la cruz esa higuera
Luego el sol ya moría
A tus pies yo pondría
Votos de pasión en la hoguera
Olvido que soy sexual
Sigo siendo inmortal

PUNTILLAS

Pude clavar la mirada de tus ojos
Un descanso venido de los cielos
Natura, no me dio los celos
Tengo temor por tus enojos
Intenso el amor, lo presentía
Lagos de dolor aparecieron
Lentos y callados se volvieron
Al amor jamás le temía
Sembrando amor, cerré los ojos

SUDADERO

Sufrí mucho con tu encanto
Usando los corbatines
Danzas, buscan los serafines
A usted le agrada mi llanto,
Dudas tengo de los besos
En tardes de frenesí
Respiros hondos le di
Olvidamos las penas y los rezos.

ARRIA

Arde la luz allá en el horizonte
Rugen los astros con dulce calma
Reencuentros tiene el alma
Idílicos trinos del sinsonte
Al fuego se combate en la alborada

CAPOTERA

Ciertos rumores escapan al oído
Al escuchar voces ponzoñosas
Poderes que se vuelven peligrosos
Obran el mal en los sentidos
Tuve una juventud como la saeta
Estaba feliz en la alquería
Reuní las ondas del río
A la muerte la llamo, mi profeta

AGUJAS

Al rocío le canto con dulzura
Gotas de amor, brotan con la niebla
Umbrales que se escapan a la siembra
Jardines que olvidamos su hermosura
Ardientes gotas que a la mar retorna
Son vibraciones, cuando el corazón perdona

domingo, 9 de agosto de 2009

JERINGA

Jugamos con el corazón enamorado
En los avatares del olvido
Refrescaba el viento los sentidos
Iluminó el templo, no buscado
Nuestro amor se agigantaba silencioso
Gendarmes que pasan sin dejar ruido
Adoro tu corazón, estando adormecido.

GRUPA

Goce una noche en la quebrada
Recogiendo perlas de tus ojos
Unidos estuvimos, sin rastrojos
Parecíamos dos enamorados
Almas que no conocieron los enojos

CINCHA

Cautivó el corazón esa mirada
Idilios llegaron del poniente
Nació un amor resplandeciente
Cruces mire en la jornada
Hirió el corazón con alegría
Abro los brazos, esperándote Sofía.

CINCHON

Cicatrices que se ocultan en el alma
Irradian desamor en esta vida
Noches amargas escondidas
Camino en la noche, con calma
Hechiceros los besos mentirosos
Olvidan los amores del pasado
Nacimos y moriremos silenciosos

PRETAL

Pienso subir a la cima del olvido
Recordando los ratos de lujuria
Elevan las pasiones de la furia
Trocando los labios y su nido
Aterrizaron trinos misteriosos
Los encontré en tu nido, sabrosos.

RITRANCO

Rastrojos observo en la colina
Irradiando el potrero suavemente
Tenue luz que brilla alegremente
Refrescan el cuero, las aguas coralinas
A la mariposa la miro, humildemente
Nieve fueron sus primeras vías
Conozco la crisálida escondida
Ofrezco versos al mundo y a su gente.

ANGARILLA

Al trabajo lo miro con cariño
Nostálgico recuerdo del pasado
Gozó con el corazón enamorado
Ardo en deseos, al pensar en tu corpiño
Reconozco la belleza del paisaje
Idilios busco en otras lontananzas
Llega la luz, de las bienaventuranzas
Lo persigo sin ambages
Adoro el trabajo, lo aprendí de niño

ENJALMA

Es fuerte amor, una mujer tierna
Nervios de acero, brotan en su pecho
Jilgueros trinan en su lecho
Al firmamento miro, nunca a la contienda
La ternura es una pasión de diosa
Matutinas sonrisas del oriente
Amo los atardeceres en la choza

ALFOMBRA

Al corcel miraba con recelo
Lento era su relinchar en la pradera
Frescos vientos, a veces mañaneros
Olvido sus relinchos en el cielo
Nidos de pasión encuentro escondidos
Buscando placer a los sentidos
Respiro amor; escucho latidos
Amo la muerte; es bienvenida.

VAQUETA

Viejos amigos encontré de nuevo
Al comienzo de la jubilación dichosa
Querubes que salen de las rosas
Un manjar que casi no lo pruebo
Estoy feliz escribiendo poesía
Templando la lira de la suerte
Así quiero terminar, hermosa muerte

APERO

Apareció una mañana
Pletórica de alegría
En aquella alquería
Recostada en la cama
Obtuvimos compañía

PISADOR

Puse al cerebro a meditar
Inspirado en el primer soneto
Sereno estoy y lo meto
Aunque ella pueda gritar
Descanso pide la mente
Olvidando la faena
Recuerdo la grata suerte

FRENO

Felices fuimos 30 años
Ríos de pasión brotaron
En el cielo nos amaron
Nubes de amor cruzaron
Olvidados hoy preguntamos...

CABUYA

Columpie el cuerpo en esos días
Al cedro aquel lo llevo en la memoria
Blanca juventud en la gloria
Universos viajeros que no entendía
Yacen los recuerdos olvidados
Al escuchar la voz que aparecía

MANEAS

Me encontré una pasión que así decía:
Adoro la mujer; amo la poesía
Nuestro amor es santo en la sacristía
Estuve dichoso cuando fuiste mía
Arriba busco la pasión celeste
Seremos felices en la vida

SOGAS

Sorpresa de pasión en las miradas
Ortigas encontré algunas veces
Goce con el corozo y con las nueces
Al cielo evoco en las jornadas
Soy un admirador de los sonidos

LAZOS

Lazos de amor, se llevan de por vida
Al contemplar la mujer amada
Zumbidos aparecen en la quebrada
Oiremos suspiros, al rasgar la lira
Son lazos que unen nuestra herida

LA CARRETA

Candelabros que atraen al colibrí
Al ofrecer el néctar sagrado
Retiene el sabor acrisolado
Recibe vientos de tonos carmesí
En la hamaca, los observo fijamente,
Toma formas caprichosas
Adquiere el alma un frenesí

MANGUERA

Marchita esta el alma en estos tiempos
Al llegar al crepúsculo sangrante
Nubes de incomprensión llegan al instante
Gran placer al terminar los templos,
Un amor que para mi era sagrado
Estuvo treinta años lisonjero
Rencoroso se encuentra y altanero
Al terminar la senectud dorada

PIEDRA DE AMOLAR

Pinceladas de amor nos envió el cielo
Ilusiones que te recordamos
En la niñez rezamos
Dejaron cicatrices en el pelo
Reímos y jugamos tiernamente
Al contacto con la brisa mañanera
Descansábamos en la pradera
Eran os felices ciegamente
Al tener un sueño el niño goza
Mensajes le llegan de otros lares
Obtienen ilusiones de los mares
La emoción que siente es melodiosa
Al cielo miraremos dichosos
Recibiremos la dicha silenciosa

AFILADOR

Abril 16 de 1998

Ayer parí los sonetos
Fáciles de entender
Incipientes suelen ser
La danza de los esqueletos
Al soneto yo buscaba
Divagaba con dulzura
Orbitar dentro de la sepultura
Relámpagos de sonetos brillaban

DESTAPADOR

Del dedo pase a la lengua
En completa rebeldía
Sus piernas solo quería
Tapizadas por el agua
Al sentir esa emoción
Pude alcanzar el cielo
Admito que fue un consuelo
Dejado por la oración
Oigo el suspiro
Recorro con la lengua su pasión

ABRELATAS

Al dedo que da placer
Buena sombra lo cobija
Requiebros con la sortija
En los teatros de ayer
Las emociones llegaron
A la amada penetre
Todo su himen perfore
Al principio ellos temblaron
Su virginidad le quite

PELAPAPAS

Prefiero los sueños en silencio
En contacto con la naturaleza
Lejos de los brazos de teresa
Ayudando con humo del incienso
Puede la soledad dar emociones
Al firmamento lanzo la mirada
Paciente evoco el recuerdo de la amada
Al instante percibo vibraciones
Siempre tendré los sueños en silencio

BATIDORA

Belleza busco en las noches con estrellas
Al corazón lo pongo a palpitar
Tiernos recuerdos llegan del altar
Imaginativo busco las grosellas
Dos amores me llegan del pasado
Obligando al alma claudicar
Recuerdos de amor me hacen fornicar
A los amores los espero agazapado

LAMPARA

La muerte tiene luz propia y profunda
Ayuda divina para el cuerpo cansado
Mas embrujos de amor he reclamado
Pensando que la muerte es furibunda
A la muerte le llega plena vida
Reconoce su cuerpo en formas especiales
Al alma le espera otra misión

LINTERNA

La luz que produce es deliciosa
Impaciente muestra la senda que seguimos
Nacimos con la luz y la obtuvimos
Tapizando al color que da a la rosa
En las noches la luz es titilante
Reparte vibraciones galantes
Nacerán colores a las vivas mariposas
Al cocuyo lo imitaron tembloroso

PROCESADOR

Puertas se abren en los espacios siderales
Risueñas las ilusiones aparecen
Orbitan en las nubes y se mecen
Cubren con dolor los rostros infernales
Están ocultos en la verde esfera
Son un vaivén de lontananza
Atos que alcanza la templanza
Dejando a las naves a la espera
Ortigas con dolor, son buenas
Refugios de amor, esperan la condena

LICUADORA

La mujer que es culiadora
Inclemente se destapa
Coge al hombre y lo desbarata
Ufana sigue la boda
A los hombres entretiene
Dejándolos sin un peso
Ofreciéndole un beso
Riéndose lo previene
A esa mujer la llaman licuadora

LAVAPLATOS

La poesía llega en la noche y en el día
A la naturaleza le canto alegremente
Voy danzando en horas diferentes
Arrullo el alma, hilvanando melodía
Penetran en mí sensaciones generosas
Los crepúsculos llenas de recuerdos
Ato el corazón con cuerdas
Toda emoción se siente vanidosa
Orquídeas ofrecen las nubes
Son vibraciones que llegan de las naves

HORNO MICROONDAS

Hernias de amor buscan los luceros
Odas de pasión buscan las tormentas
Refugios de amor buscan los humanos
Noches de placer buscan las damas
Odres con castidad son escasos
Mortales que evolucionaron en la tierra
Impacientes quieren proseguir
Contemplaron la evolución en esta vida
Repoblaron los planetas escogidos
Orbitaron en ondas luminosas
Ofrecerán la técnica obtenida
Nuestra evolución no ha empezado todavía
Dios mira con brazos amorosos
A sus hijos, los hombres consentidos
Saldremos victoriosos con su ayuda

HORNO

Hogueras de pasiones me persiguen
Orbitando en el alma muchas veces
Recogiendo la sangre encabritada
Navegando en las olas deliciosas
Oigo la pasión y me enloquece

TOCADISCOS

Tonadas que aparecieron con la niebla
Ovillando canciones silenciosas
Cirios de celos se prenden con las rosas
Agradaban a las damas del pueblo
Descanso para el cuerpo y para el alma
Ilusiones para los sentidos
Son ondas que atraviesan los latidos
Cierto placer lo escuchamos con calma
Olas gigantes de música traían
Son emociones que se escuchan con la dama

EQUIPO SONIDO

En los cuásares la música se oía
Queriendo encadenar el alma humana
Una pasión que se escucha ufana
Intrépida aparecía y no entendía
Pasaron los años hermosos
Obtuvimos placeres divinos
Suspiramos de amor con vino
Ovillamos pasiones dichosas
Nítidas melodías escuchamos
Imágenes llegan a mi mente
Danzamos con la amada dulcemente
Oiremos sinfonías cuando viajamos

TELEVISION

Torrenciales de ciencia te saludan
Es el acontecimiento grande de la historia
Lenguajes que llegaron de memoria
Envueltos en las sombras, los sueños van
Visiones llegaron de los cielos
Ingenuos acontecimientos de la vida
Sus imágenes son hermosas y atrevidas’
Ilusionan las noches con desvelos
Opiáceos fantasmas nos devoran
No comprendemos el alcance de esa ciencia

RADIO

Rugen canciones en la dulce calma
Acompañan la calma cotidiana
Dardos de amores llegan al alma
Imperios se doblegan a la fama
Oiremos la música Serrana

NEVERA

Nació en la vida la dulzura de tus ojos
En los oasis del amor no creía
Vendavales en el desierto me atraían
Estoy sediento de tus labios rojos
Respiro amor por los sentidos
Adoro los oasis y tus labios rojos

CENICERO

Crecer tibio como el inocente niño
Es una bondad de la inocencia
Níveos recuerdos llegan de la ausencia
Ilusionados la quieren con cariño
Comprendimos la timidez desde la infancia
Es un obsequio que nos envía el cielo
Recorreremos los senderos con desvelo
Ovillamos pasiones de inocencia

SALERO

Salud plena obtuve en esta vida
A la enfermedad grave, no la conocí
La soledad la evoco con frenesí
En la salud se obtiene el porvenir
Ríos de salud he tenido
Odres con salud he conseguido

AZUCARERA

Mayo 27 de 1998

Arden los trinos en las mañanas frías
Zarpan las quejas de árboles dolientes
Un susurro se escucha en el ambiente
Compuse versos para la amada mía
Al canto escucho en tonadas diferentes
Respira el alma alegremente
En los árboles se cruzan las canciones
Raras sinfonías producen sensaciones
Adoro los trinos de las mañanas frías.

CUBIERTOS

Compuse versos para la patria mía
Universos enteros los reclaman
Barcazas cuyos mástiles proclaman
Inquieta esta, la mente con la huída
En las mañanas la vida es hermosa
Recuerdos tengo de lejanos mundos
Todas las tardes son generosas
Ofrezco los acrósticos al mundo
Son poemas que llegan de otros fundos

TENEDOR

Tornados que aparecen en las tardes
Enlutando los ocasos soñadores
No trasmiten las negras sensaciones
Están ocultas en la sima de la noche
Doblan la naturaleza con su grito
Obligando a los árboles a llorar
Reconozco al tornado por su arrullo

VASO

Viejos faroles, los tengo como amigos
A su lado me siento satisfecho
Son un recuerdo de días pasados
Ocasionan dolor, pero son testigos

CAYANA

Ciriries observo en los crepúsculos
Admiro su forma de cazar
Y sus vuelos son notas musicales
A sus presas no las dejan regresar
Nunca el ave es tan hermosa
Aprisionando su presa preferida

PARRILLA

Penetré en tu alma enamorado
A tus pies me rendí con cariño
Refrescas la memoria como un niño
Reconozco que estoy enamorado
Inquieto el corazón lo sentía
La virtud que exhalabas es generosa
La dulzura que desprendes es deliciosa
A tu alma me entrego enamorado

MOLINO

Modernos pensamientos aparecen
Ovillando ilusiones pasajeras
La amistad es duradera
Intrépidos los anhelos se adormecen
Nacimos con almas diferentes
Oiremos las notas del poniente

PAILA

Puede el huracán derribar el alma?
Alejarla del planeta azul donde vivimos
Indicar las flores ponzoñosas?
Lastimar el alma del poeta?
Al amor, el huracán no lo atormenta.

TETERA

Te mire gozoso esta mañana
En tu cuerpo me introduje mentalmente
Toda la pasión la entregue de repente
Estaba deseando tu dulce telaraña
Ráfagas de amor se desprendieron
A los cielos elevaron sus miradas

BANDEJA

Blancos horizontes nos esperan
Al dejar la paz en esta tierra
Nueces de ilusiones que sueñan
Dóciles formas cruzan los tormentos
El orgullo es el emblema de los débiles
Jacintos soñadores nos recuerdan
Amo la muerte y los blancos horizontes